11/11/15

Slingback de Chanel, "Los nuevos zapatos de Cenicienta".

Slingback de Chanel

Slingback de Chanel, "Los nuevos zapatos de Cenicienta"Una de las tendencias que cada vez gana más adeptas en la moda para este otoño invierno  2015 - 2016, es el look "granny". ¡Vamos el estilo abuelita! Y me vais a permitir el inciso, pero muchas de las que ahora corren a avituallarse de broches, cardigans, faldas de cuadros por la rodilla o zapatos de tacón cuadrado, no hace mucho hubiesen puesto el grito en el cielo por algunas de estas propuestas. Los culpables Miuccia Prada, Céline, Gucci y como no Chanel. Y para muestra un botón, como dirían nuestras abuelas, por eso hoy vamos a ver un zapato que es un icono en sí mismo y que renace con fuerza, los Slingback de Chanel.


Slingback, otra genialidad de Gabrielle Bonheur Chanel. 

Corría el año 1957 y Coco Chanel trataba de resurgir de sus cenizas. Apenas acababa de regresar a la alta costura después de un parón de casi quince años, en los que la guerra la obligó a cerrar su taller (solo mantuvo la venta de perfumes y accesorios en su boutique), cuando apareció con una inusitada fuerza a sus más de 70 años. La nueva colección de 1953 no lo tuvo fácil, pues los que gustan hacer leña del árbol caído no dudaron en tacharla de anticuada, junto con los que le reprochaban su posición más que difusa respecto al régimen nazi en la contienda. Pero, ¿tenían razón?, ¿quien era en realidad esa mujer que por aquel entonces ya se podía considerar como una de las más ricas del mundo?

Gabrielle Bonheur Chanel, nació  un 19 de agosto de 1883 en Francia. Una mujer, independiente y decidida, que tuvo una infancia muy difícil. Podríamos decir que se hizo a sí misma. Fue en el convento de Moulins, dónde las religiosas la enseñaron a coser, a los 17 años. Y tras una época en la que incluso cantó en el café "Le Rotonde", dónde recibió el apodo de Coco, se acercó mundo de la moda diseñando sombreros. 


Slingback de Chanel

Una diseñadora que cambió el rumbo de la moda del siglo XX con su mítica tienda en la Rue Cambón de París, imprimiendo una nueva filosofía y concepción del armario femenino. Su legado es inconmensurable... Destronó al corsé del vestuario femenino. Abanderó el  corte de pelo a lo garçone y el tono bronceado de la piel frente. Diseñó pantalones para mujeres, una aberración para la época. Defendió el uso de bisutería porque no hacía falta recubrirse de un halo de riqueza, sino de belleza sostenía ella. Instauró el vestido negro, el "petite robe noire", un clásico de la elegancia. Popularizó como nadie las prendas de estilo marinero y un tejido que nadie había utilizado en alta costura antes, el punto.  Impulsó el primer impermeable, los pijamas playeros, los trajes de talle bajo y los sombreros canotiers. Y en 1923 lanzó él que quizás sea el perfume más famoso de la historia, Chanel nº5. Lo encargó para su uso personal, pero con su gran olfato para los negocios acabó comercializándolo. 

Si nos centramos un poco en la década de los cincuenta, su trayectoria en esos años fue impecable y lejos de apagarse, nos dejó verdaderas joyas que hoy en día se han convertido en diseños míticos. Como su diseño de 1955, el bolso "2.55", artesanal y famoso por su piel acolchada, su cadena y emblema que lo han convertido en un clásico. O su "Chaqueta tweed", sin cuello, en tejido de lana, con ribete negro, corte recto, flexible y acompañada por una falda recta en idéntico tejido. Las primeras las diseñó mucho antes, pero fue en 1950 cuando esta chaqueta se convertiría en un clásico (Coco Chanel solía llevarla en blanco porque decía que aportaba calidez y dulzura). Y para acabar nuestro recorrido, los zapatos que nos trae hoy aquí, los escarpines más deseados del planeta, los Slingback de Chanel.


Slingback de Chanel, "Los nuevos zapatos de Cenicienta"

1957, no fue un mal año para Coco Chanel. En él desembarcó en los EE.UU. con una comitiva de 125 personas y allí recibió el "Premio Neiman Marcus de la Moda". De hecho en los 12 días que duró ese viaje consiguió enamorar a todo un país. Pero no es esto lo que nos interesa de aquel año, sino un diseño suyo que la prensa se apresuro en bautizar como "los nuevos zapatos de Cenicienta". Y que calzaron iconos como Brigitte Bardot, Catherine Deneuve o Jane Fonda. 


Slingback de Chanel

Una vez más se proponía romper viejas normas con sus zapatos bicolor, que desobedecían el monocromismo que invadía los trajes y zapatos que siempre debían guardar el mismo color. Un diseño sencillo y elegante, unos escarpines beige destalonados con la puntera negra, tira por detrás con goma y tacón cuadrado de centímetros. La intuición de Chanel y el talento de Raymond Massaro, diseñador de zapatos de la casa durante muchos años, crearon este diseño. El zapato perfecto del que se ha dicho de todo como que "es el toque final de elegancia". Y el caso es que la puntera negra no solo disimula manchas y rozaduras sino que además acorta el pie haciéndolo más pequeño mientras que alarga visualmente la pierna.

Versátil, sencillo, elegante y perfecto... Fue sufriendo variaciones en la tira del talón, en los materiales como el satén negro o piel plateada, en la forma más redondeada o puntiaguda, en el mismo zapato como stiletto, bailarina o incluso alpargata, y en el color beige con la puntera azul marino, marrón o dorada.
"Ha sido copiado millones de veces. Mi padre y yo trabajamos con Coco Chanel para hacer esta sandalia hace 50 años", Raymond Massaro

Slingback de Chanel

Y así llegamos al 2015, al desfile de Chanel otoño invierno de la Paris Fashion Week, que convirtió una brasserie francesa en una pasarela. 98 propuestas "made in Chanel" con mucho tweed, tul, bordados, lana... Y unos únicos protagonistas, los Slingback. Karl Lagerfled ha reinterpretado el diseño manteniendo su esencia y añadiendo pequeños detalles como el logo en metal plateado en el tacón de los escarpines fabricados en la Maison de Roveda en Italia y en cuya elaboración se realizan más de 70 operaciones. 

Y para que no quepa duda de lo que ya es un hecho, la casa ha creado cuatro vídeos para seducirnos aún más si cabe. El final es que un diseño que tiene 58 años no puede estar de más rabiosa actualidad.


The CHANEL slingback, story 2.



Bueno, ¿qué decís? Coco Chanel, una mujer independiente, innovadora que desafió a propios y a extraños imponiendo su particular visión de la moda. Transformó la recargada ropa femenina que caracterizaba su época, y apostó por la libertad de movimientos, la comodidad y los cortes rectos. Adaptó muchas prendas del vestuario masculino buscando la funcionalidad y emancipación de la mujer, y lo hizo todo a su manera.

No sabía dibujar, ni hacer bocetos, por lo que creaba sus diseños sobre las propias modelos. Acusada de antisemita y de colaborar con los nazis, pasó años recluida y olvidada, para resurgir de sus cenizas con 71 años. Sin duda una todo terreno  que nos dejo muchas frases increíbles, pero quizás para un día como el de hoy en el que hablamos de sus Slingback, me quedo con esta: 

"Puedo dar la vuelta al mundo con tan solo cuatro pares de zapatos", Coco Chanel.


Mujer después de los 40

17 comentarios:

  1. Me encantan! super clasicos no se necesitan mas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La sencillez y la elegancia suelen ir de la mano y aquí se comprueba a la perfección. Besos

      Eliminar
  2. Me encanta el estilo Chanel desde siempre, a parte de admirar a esa mujer que en aquellos tiempos en que ser mujer ya era un "problema" consiguió ponerse el mundo por montera y triunfar.
    Los zapatos son una maravilla. Genial post, como siempre. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un diseño por el que no pasan los años. Voy a hacerte una visita

      Eliminar
  3. Hola. los estoy viendo en todos los editoriales de moda y los quiero. Espero que los clonen a precios más asequibles que los originales de Chanel. No hay duda que Coco fue una mujer rompedora en muchos sentidos.

    ResponderEliminar
  4. Trovo siano troppo classiche, sicuramente eleganti.... ma non so se le indosserei!
    Kisses, Paola.

    Expressyourself

    My Facebook

    ResponderEliminar
  5. Me encantan!!! eso si, los cambiaría de color para que se vieran bien de lejos, rojos?? un beso

    ResponderEliminar
  6. En azul los he visto, pero en rojo desde luego ver se verían :D

    ResponderEliminar
  7. Para mí, desde luego, son perfectos! Además de ser muy elegantes deben ser comodisimos con ese tipo de tacón. Además, muy combinables. Lo dicho... ¡¡¡perfectos!!! Muchísimos besos preciosa :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso parece sí, dijo el padre de los "Manolos" que no hay nada de encantador en que una mujer no pueda caminar con sus zapatos, y no puedo estar más de acuerdo con él. Un abrazo :D

      Eliminar
  8. Cistina esta manana tomando cafe en una cafeteria me quede con la boca abierta una chica asiatica con la vesion channel en tenniiiiiiiiis, Me hubiera gustado poder tomarle una foto pero no tuve tiempo.
    Un beso grandisismo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bueno! Si antes hablamos de ellos, antes lo ves... ¡Jajajajajajaja!

      Eliminar
  9. Siiii jajaaj me hizo mucha gracia,pero cuando quise hacer la foto ya no estaba .



    ResponderEliminar
  10. Que fantástico artículo!!! Siempre me sorprendes!!! Me he enamorado de los zapatos!
    Besos

    ResponderEliminar

Quiero agradeceros que visitéis mi pequeño rincón. Vuestros comentarios me animan a seguir cada día. Un abrazo :D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips