1/10/15

¿Tan solo un zoológico o algo más? Mi visita a Terra Natura.

Mi visita a Terra Natura

Mi visita a Terra Natura... Os confieso que desde que inicié Mujer después de los 40 hace ya más de dos años, tengo la impresión de que haber recibido mucho más de lo que he podido dar. Y hace unos días viví una experiencia increíble que así me lo confirma. Fui invitada por el parque de animales Terra Natura Benidorm a pasar allí un maravilloso día en familia, disfrutando como nunca lo había hecho antes de impresionantes animales. En el título os preguntaba si Terra Natura es... ¿tan solo un zoológico o algo más? Pues puedo aseguraros que es mucho, pero que mucho más y ahora mismo voy a explicaros el por qué. ¡Qué digo vais a verlo vosotros mismos! ¿Me acompañáis?


¿Tan solo un zoológico o algo más?

Terra Natura (ver aquí) se encuentra en Benidorm, hablamos de 320.000 metros cuadrados de superficie dividida en cuatro zonas diferenciadas: Pangea, América, Asia y Europa. Más de 1.500 animales de 200 especies diferentes, 50 de las cuales se encuentran en grave peligro de extinción. Cuenta con una vasta colección zoológica, una amplía oferta educativa pensada para los más pequeños y para los papis también, una cuidada ambientación arquitectónica y una destacable oferta de espectáculos, animaciones y actividades de aventura. Hasta ahí podría pareceros que no es muy distinto de otros parques de animales, sin embargo, eso no se acerca a la realidad de este lugar. En Terra Natura participas de la vida de estos animales por un día, los ves, los tocas, los admiras... Todos ellos encierran historias individuales como cualquiera de nosotros y como siempre pasa con ellos nos dan bastante más de lo que reciben. ¡Vamos de lleno con la visita!


Mi visita a Terra Natura.

Una hora buena para arrancar la visita por el parque y que os dé tiempo a ver bastantes cosas son las 10 ó 10:30. Nosotros llegamos sobre esa hora y pasamos por taquilla para recoger la reserva. ¡Comenzamos!

10:30h   Bienvenida y Pangea. Nada más llegar nos recibió Petita, la mascota del parque (ya os contaré más adelante cuál es su historia). Como habíamos quedado en el aviario con nuestra guía Inma a las 11:00h para hacer la visita del parque, la Zooinmersión. Antes nos dimos un paseo por Pangea y descubrimos bajo el volcán plantas y animales cuyo denominador común es el veneno. Arañas, insectos, setas, sorprendentes serpientes... No puedo deciros que disfrutase, porque los reptiles y yo no hacemos muy buenas migas, recuerdo que de pequeña cuando los estudiaba en el colegio pasaba corriendo la página. Ahora que los pequeños lo pasaron en grande viendo las tarántulas, los escorpiones o a los dos únicos lagartos venenosos del mundo, el Monstruo de Gila y el Lagarto de Cuentas.

Mi visita a Terra Natura Pangea

11:00h Aviario y América tropicalLa siguiente parada fue la "Explanada de Quetzalcoatl". Allí las ruinas del Palomar de Uxmal reciben al visitante, al igual que preciosos guacamayos, loros comunes, monos ardilla, tucanes de picos policromados, etc. Llegamos al "Templo de la Vida" que reproduce antiguas ruinas mayas y cobija un aviario magnifico en el que admirar aves terrestres como trompeteros, pavones norteños, oropéndolas, etc. Realmente parece como si te adentrases en la misma selva. Allí nos encontramos con Inma que nos habló de las diferentes aves, sus nidos, alimentación y costumbres. Con ella pudimos observar a golosos titis degustar papilla de bebé como si de caviar se tratase. 

Al salir nos topamos con una cámara de piedra que cobijaba una inmensa boa constrictora, y de allí al "Templo de los Jaguares" con los tímidos ocelotes, la elegante pantera, el escurridizo jaguar, el curioso ñandú o los juguetones monos capuchinos. 

Mi visita a Terra Natura rapaces

12:00h  Vuelo de rapaces. Llegamos unos minutos antes del comienzo del espectáculo al anfiteatro "Mahandi Camp"un antiguo campamento maderero compuesto de tambos y chozas rústicas. Tengo que confesaros que jamas había visto volar tan cerca a hermosos ejemplares de majestuosas águilas Harrys, halcones peregrinos, búhos o cernícalos comunes. Podías notas en el rostro el aire que desplazaban en su vuelo, bueno y sus patas trepar por tu cabeza o detenerse en tu brazo. Me voy a repetir pero otra vez os diré que fue... ¡Impresionanteeeeeee!

Y con esas bellas imágenes grabadas en la retina nos dirigimos a la "Tierra de la Serpiente Emplumada", dónde en total libertad habitan esbeltas llamas, maras, cobayas, cabras y las gallinas más raras que he visto en mi vida. La anécdota en este espacio fue la llama que me persiguió por todo el recinto y ya no sabía cómo quitarme de encima.

Mi visita a Terra Natura america

12:45h   Alimentación de dromedarios y elefantes. La imagen que abre el collage de Asia la tomé en la Plaza de Namastepur, pensé que entre tanto animal tenía que daros una prueba de que yo estuve también por allí, ¿no? 

Fue en Asia dónde me esperaban algunos de los momentos más emocionantes del día y es que la experiencia de la "Zooinmersión" te permite disfrutar de la visita de una forma diferente. Nuestra amable y paciente guía, Inma, nos fue informando y presentando a los verdaderos protagonistas de la visita, los animales. Con ella dimos de comer a la jovencísima Gora, una dromedaria muy coqueta y pudimos admirar a una imponente Lagrán, la gran sorpresa del día. Su compañera Momo probó el agua y no quiso bañarse pero nuestra protagonista, una glotona y alegre elefanta asiática de 27 años, la pequeña del grupo en edad que no en tamaño, siguiendo el rastro de manzanas que su cuidadora le dejaba llegó hasta el mirador dónde nos encontrábamos quedándose a menos de dos metros de nosotros. Es difícil explicar lo que se siente frente a un animal tan poderoso, con esa fuerza y a la vez tan tierno y entrañable. Eso tenéis que vivirlo pero para que os hagáis una idea os dejo la fotografía de la portada.

Mi visita a Terra Natura asia

13:30h   Alimentación de tigres y dholes. Con las emociones a flor de piel tras la alimentación de los elefantes, les tocaba el turno a los grandes felinos. Aunque de hecho comenzásemos por el más pequeño de todos ellos, el Tigre de Sumatra de los que apenas quedan unos 500 ejemplares en libertad. Será pequeño pero os aseguro que impone que tan solo te separe un cristal de un bello ejemplar de unos 150 kilos echándose una siestecita. Como también lo es ver a su hermano mayor, el Tigre de Bengala, en pleno festín. Un animal impresionante que también se encuentra en peligro de extinción por la caza furtiva y la destrucción indiscriminada de su hábitat. De allí a contemplar a los feroces Dholes, también llamados los perros rojos asiáticos, y que no os engañe su carita dulce y ese tamaño parecido al de un coyote. Son capaces de hacer retroceder en sus ataques a grandes animales, incluso tigres. Teníais que haberlos visto salir como en una estampida para comer, más impacientes que nuestros niños a la salida de clase.

Mi visita a Terra Natura asia

Seguimos disfrutando de la visita y aprovechamos antes de comer para admirar a los búfalos acuáticos, leones asiáticos, pelícanos, puercoespines o a los tímidos Muntjac. Pero si algo me impresionó es ver a las rinocerontes Nisha y Shiwa remojándose en el agua. Son verdaderos acorazados y no en vano el segundo mayor animal terrestre asiático después del elefante. La leyenda cuenta que fue el mismo Krisna quien los armó para el combate cansado de que sus elefantes perecieran en la batalla como un blanco fácil. Pero al tratar de entrenarlos encontró que eran demasiado indisciplinados y patosos para aprender por lo que fueron devueltos a la naturaleza de nuevo, eso sí provistos de esas impresionantes armaduras.

Ya os comenté que todos estos animales encierran una historia individual como la de cualquiera persona, un ejemplo lo tenéis en la familia de gibones de manos blancas que en este mismo mes ha visto aumentado su número de miembros. La hembra Amy y el macho Shantou ya hace cuatro años tuvieron una cría Pau, que continua muy unido a su madre, y ahora éste tiene un hermanito pequeño. ¿Cómo cualquier familia no? 

14:15h Comida y tiempo de relax. Nos dirigimos al pueblo giegro de Kalicameni, en el área de Europa, que al ubicarse en lo alto de un acantilado tiene unas vistas preciosas. Allí comimos unas pizzas buenísimas y tuvimos un invitado sorpresa a la mesa, un gran pavo real, sin duda uno de los animales más preciosos que existe.

15:00h Alimentación criaturas venenosas. Tras un breve descanso ya estábamos de camino de nuevo porque los niños querían ver cómo alimentaban a las serpientes, no puedo deciros si fue a una serpiente cascabel de Aruba o una pitón arborícola, casi no puede mirar. Lo que si os digo es que la velocidad con la que se hizo con el roedor que le ofrecía el cuidador fue un visto y no visto.


Mi visita a Terra Natura discovery elephants

15:30h Discovery Elephants. Ver a los elefantes salvajes pastando en la extensa pradera o dándose placenteros baños en el río es una maravilla. Pero poder adentrarse en el "Palacio de Elefantes", un antiguo templo fortaleza rodeado de pequeños lagos y espacios verdes... ¡No os lo podéis imaginar!

Aquí llegó uno de los momentos que llevaba esperando desde que pisé Terra Natura, ver a Petita, una elefanta asiática cuya historia ha conmovido a miles de personas. 43 añitos tiene y el pasado 22 de agosto celebró su cumpleaños con una fiesta por todo lo alto, un "Holi Festival" en el que se utilizaron más de 200 kilos de polvos mezclados con harina y pigmentos naturales en una gran batalla de colores. Petita asistió pintada con el tradicional bindi, dibujos ornamentales hindúes. Alegría, fiesta y mucho color, pero no creáis que su vida fue siempre así.  Petita que llegó desde Barcelona fue discriminada por su manada debido a su peso inferior al habitual. Tan solo 2.900 kilos, unas patas excesivamente largas y los huesos de la mandíbula y la órbita craneal muy marcados le conferían un aspecto que le hacia sufrir las agresiones de algunos machos. Y como también nos pasa a las personas, cuando peor van las cosas siempre hay alguien que nos ofrece su apoyo y a ella le tendió su mano otra hembra. Kaisoso, una elefanta procedente de Birmania, incluso llegó a interponerse entre los otros elefantes y Petita para protegerla. Unos doce años menor que nuestra protagonista pero de mayor envergadura consiguió con su apoyo que Petita fuese aceptada. Su vida cambió drásticamente e incluso logró los favores de un macho de 5 toneladas llamado Luka, con el que se desposó en 2008. ¡Vivan los novios! se escuchó antes de entregarles los anillos hechos de frutas y ficus. Ya veis de patito feo a hembra dominante.

Con todo esto no os quiero ni contar lo que sentí cuando llegamos a sus cobijos. Y en este sentido quiero aclarar que de ninguna manera podemos hablar de jaulas aunque veáis enrejados. Son habitáculos que se utilizan para las labores de saneamiento y exámenes veterinarios de los elefantes, además de resguardarlos del rigor de las noches de invierno. Lo primero que vimos fue la gran despensa y es que necesitan más de cien kilos de alimento diarios. Después una enorme báscula para controlar esos kilitos de más, la pila dónde les dejan su vasito de agua para la noche o sus juguetes siempre talla XXL. Conocimos a Marta y Yoli, dos de sus cuidadoras que nos mostraron como se les hace la pedicura y pudimos tener a Petita frente a nosotros muy, muy cerca. Aún tengo grabada la mirada inteligente de esta gran elefanta y el cariño y respeto que se respiraba entre cuidador y animal. ¡Irrepetible!


16:30h Baño con leones marinosY si pensábamos que las emociones fuertes se habían acabado eso era porque no nos habíamos topado aún con Chacho, un león marino que hizo las delicias de niños y adultos. Abrazos, besos, bromas, más abrazos, más besos... No podéis imaginaros lo suave que tienen la piel y la sensación que tienes abrazado a un animal tan imponente y tan dulce a la vez. La complicidad que había entre nuestro simpático Chacho y su cuidador Miquel ponía la piel de gallina.


17:30h Disfrutar las atracciones de Aqua NaturaLlegamos al broche final de la visita y aunque en el cielo amenazaba lluvia, al final el Dios del Trueno se apiadó de nosotros y pudimos montarnos en las atracciones de Aqua Natura. Muchas risas y pura adrelanila. 

Mi visita a Terra Natura leones marinos

18:45h Fin de la visitaY como todo lo bueno se acaba nuestra visita también, eso sí tuvieron que cerrar el parque para que saliésemos de allí, apuramos hasta el último minuto. Un día maravilloso que no pudimos estirar más y eso que nos dejamos muchas cosas por ver, incluida la zona de Europa (dónde los niños pueden montar en burro) o a la visita a los cobijos de los rinocerontes y aves rapaces. Para la próxima lo hacemos seguro, porque os aseguro que pienso volver. Además la organización continuamente amplía la oferta con nuevas actividades como la fiesta del flower power, la de los de piratas, el festival Holi, la celebración de Halloween o incluso la de Navidad. 

Me despido agradeciendo a Terra y Aqua Natura  (ver aquí web) la invitación y a todo el personal el trato tan profesional y amable que tuvieron con nosotros, en especial a Inma que nos acompañó en gran parte del recorrido y a Marta y Yoli que me permitieron cumplir un pequeño deseo que tenía desde hace tiempo, ver a Petita de cerca. ¡Qué le voy a hacer disfrute como una niña! Y así es exactamente como os sentiréis al visitar este parque que es mucho, mucho más que un zoológico. 

¿Sabeis? El bindi es un adorno que tradicionalmente llevan las mujeres de la India en su frente, como el que lucía Petita el día de su cumpleaños, éste simboliza la fuente de la vida y de la energía, exactamente lo que los animales nos enseñan, nos aportan. ¡Gracias a Terra Natura por permitirme acercarme a ellos de esta forma tan fantástica!

Mujer después de los 40

12 comentarios:

  1. Tiene muy, pero que muy buena pinta. Besos Sandra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo dudes, y una pasada verlo todo tan de cerca. Un abrazo guapa :D

      Eliminar
  2. Che esperienza fantastica Cris, amo gli animali... tutti!!!
    xo Paola
    Expressyourself
    My Facebook

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué maravilla Cristina! ¡Que bien! Me alegro muchísimo y desde luego dan ganas de visitarlo. Y en cuánto a lo de Petita, uf, qué maravilla. Un beso muy fuerte :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué impresionante, impone verla tan cerca! Encantada salí de allí. Un abrazo guapa :D

      Eliminar
  4. Una cosa mas para hacer cuando volvamos a España. Gracias Cristina :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y eso que tú no paras por allí, la chica californiana. Un abrazo :D

      Eliminar
  5. un post genial sobre todo para dos alicantinas como nosotras. nos encanta Terra Natura. Te seguimos desde ya! Un besazo
    cosasdhermanas.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues gracias a las dos entonces, voy corriendo a devolveros la visita. Un abrazo :D

      Eliminar

Quiero agradeceros que visitéis mi pequeño rincón. Vuestros comentarios me animan a seguir cada día. Un abrazo :D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips