26/7/15

Mi diario... La Virgen del Carmen de Tabarca, una noche mágica.

 La Virgen del Carmen de Tabarca una noche mágica
La Virgen del Carmen de Tabarca, una noche mágica. Al final este año lo he conseguido, no sé la de tiempo que llevaba queriendo hacer la procesión marinera de la Virgen del Carmen en Tabarca, y por una cosa o por otra nunca llegaba. Pues me lié la manta a la cabeza y me fui con dos dos soles a verla. ¡Impresionante es poco! Fue una experiencia maravillosa y que recomiendo a todo el mundo. Una de esas cosas que hay que ver y hacer al menos una vez en la vida y que hoy comparto con vosotros (el año que viene ya me veis allí de nuevo). El mar, el anochecer, la devoción, la alegría, la fiesta, la tradición..., todo unido en una noche mágica.

¿Me acompañáis? Seguro que sí. ¡Adelante!


La isla de Tabarca, la joya de la Costa Blanca.

Hace casi un año os hablaba en "Mi diario..." de mi paso por la isla de Tabarca novelado con un personaje de mi novela, Fátima (ver aquí). Pues bien, también os decía que una jornada sabe a muy poco en esta maravillosa isla y que sin duda volvería. ¡Vaya si lo he hecho! Pero para el que no pudo leerlo, vamos a hacer una breve introducción. ¡Recordemos juntos...!

La isla de "Nueva Tabarca" o "La Plana", como también se la conocía, es una inigualable reserva marina y ostenta además el título de ser la isla habitada más pequeña del Mediterráneo, 30 hectáreas con una longitud de unos 1800 metros por unos 450 de ancho. Situada a 22 kilómetros de Alicante y a 8 de Santa Pola. Una isla en la que el mismo Apóstol San Pablo desembarcó, y que en la época medieval era considerada la antigua Alonis. Emparentada con la ciudad tunecina de Tabarka por raíces de esclavitud, refugio y nuevos comienzos. Parece ser que los genoveses a petición de Carlos V, construyeron un fuerte en la isla tunecina y la convirtieron en un importante enclave comercial. Pero fueron apresados y hechos esclavos primero por el bey de Túnez, y más tarde también por Argel. Cautiverio que duró casi treinta años, hasta que nobles, el Papado y un decidido Carlos III lograron liberarlos. Algunos refugiados se establecieron en Carloforte y otros se repartieron entre las islas de San Pietro en Cerdeña y de San Pablo en Alicante, que cambió su nombre por el de "Nueva Tabarca" a su llegada.

Un complejo amurallado definido en cuadrícula, encargado al Conde de Aranda que inició la construcción de la fortificación y la urbanización de la ciudadela, con casas numeradas que se entregaron a sus primeros pobladores. Calles abiertas, bonitas y cada cuál más pintoresca como las de Enmedio, l`Eglesia, dell Mol, de la Gavina, Genova, etc. Casas con enrejados recios, persianas azules, suelos empedrados... Un lugar tejido de historia que recibe al viajero y lo enamora al instante. ¡Os lo aseguro!

La Virgen del Carmen de Tabarca una noche mágica

16 de julio, la Virgen del Carmen, "la advocación mariana".

20:15h Así comienza nuestra noche mágica, esperando en el puerto de Santa Pola para coger nuestro tabarbus, ¡vamos el barco que nos llevará a la isla! Compramos los tickets y tras seguir los consejos de la chica que nos atendió en la caseta amarilla, localizamos enseguida el barco.

20:30h Los niños ya están inquietos, se han colocado al fondo en los asientos exteriores. No quieren perderse nada. El motor comienza a rugir, salimos del puerto y vamos dejando atrás la lonja y el club de regatas. El barco acelera al llegar al mar abierto y comenzamos nuestro viaje.


La Virgen del Carmen de Tabarca una noche mágica

20:40h El sol va descendiendo y aunque no toca su ocaso, la luz pierde fuerza notablemente. Lo dejamos tras nosotros porque nuestro horizonte lo marca ya "La Plana", la isla de Tabarca. Un viaje muy corto, en el que sin embargo, hemos disfrutado de esa maravillosa sensación de navegar, de la brisa, del jubilo y de la fiesta que se respira. Antes de entrar en la isla nos cruzamos con el "Maru Fina", un barco pesquero con nasa que se ha transformado totalmente para la procesión y aunque aún no lo sabemos será nuestro centro de control de avituallamiento durante la procesión. Llevan una banda que toca música de todo menos de banda y saluda a nuestro taxi con una sonora pitada, a la que nosotros respondemos.


La Virgen del Carmen de Tabarca una noche mágica

20:50h Recogemos gente en la isla que se une a la travesía con nosotros. Vemos desde el barco como se acerca la procesión, presidida por la comitiva de fiestas que acompaña a la virgen. Ésta desfila por el muelle con apenas cuatro hombres que portan la imagen, dado que no es de gran tamaño, eso sí engalanada con rosas blancas, rojas y gladiolos. Con sumo cuidado la depositan en la embarcación que le servirá de transporte, una impresionante tabarquera que la recibe vestida de gala con banderines y flores, al igual que muchos de los barcos que se congregaban allí. En ese momento, el barco toma rumbo al "Maru Fina" de nuevo. Nos colocamos casi pegados, tan solo separados por las boyas y vemos como se abre un gran ventanuco a través del cual vuelan los botes y botelllas que son cazadas al vuelo por nuestros guías. Ante nuestra sorpresa, no será únicamente la bebida lo que viaje de un barco a otro, pues varias personas hacen transbordo y se cuelan por ese mismo ventanuco.


La Virgen del Carmen de Tabarca una noche mágica

21:00h  La advocación mariana protectora de los hombres de la mar comienza y nosotros recuperamos nuestra posición colocándonos junto a la virgen. La “estrella del Mar” comienza su travesía escoltada por una impresionante lancha de la Guardia Civil, por marineros, curiosos, turistas, devotos… Múltiples razas y credos reunidos en ese puerto para seguir a la Señora, guía en difíciles tempestades, y rumbo tanto de barcos como de hombres. Aún no ha anochecido pero el periodo de calma que siempre precede a la noche envuelve el ambiente. El viento golpea mi rostro con ese el olor a sal, a mar, a libertad… 

La Virgen del Carmen de Tabarca una noche mágica

21:45h Continuamos nuestra travesía dando una vuelta completa a la isla, al desconcierto inicial y mi frenética necesidad de documentar todo lo que veo, le sigue la tranquilidad y por fin me siento a disfrutar relajada del espectáculo. ¡Cuarenta, cincuenta...! No sé cuántos barcos acompañan a la señora, pero el espectáculo que contemplo es impresionante. El mar pierde su calma y se vuelve espumoso por las estelas que dejan las embarcaciones tan próximas entre sí. Es precioso. No navegamos despacio, de hecho en algunos momentos más pareciese una regata que una procesión. Suspiro, respiro hondo y disfruto como una niña. La Virgen y su escolta pasan cerca de la iglesia y no se produce la esperada tocada al unisono de las sirenas de todas las embarcaciones, porque éstas no han dejado de sonar en todo el trayecto. Es un sonido que derrocha energía, un saludo, un rendido homenaje a su estrella, a su guía, a su patrona. Emocionada me siento y contemplo a mis peques, cuál marineros experimentados junto a la tripulación, están encaramados sobre un poyete y protegidos por la barandilla de hierro. ¡Qué capacidad de adaptación tienen los niños! Parecen hacer cualquier movimiento dentro del barco sin esfuerzo alguno, cuando yo parezco un pato mareado cada vez que me levanto a hacer alguna fotografía  o me cambio de asiento.


La Virgen del Carmen de Tabarca una noche mágica

Al pasar por las inmediaciones del cementerio la banda de música comienza a tocar, mientras la gente arroja flores y coronas al mar. Recordatorios de las almas de todos los pescadores muertos, especialmente los fallecidos a causa de accidentes marinos.

Noto como el objetivo de la cámara se tiñe de una ligera neblina, el sol ahora sí que toca su ocaso y aunque lucha por prolongar un poco más este día, pierde una vez más la inútil batalla. La noche se acerca y nos envuelve mientras todos los barcos comienzan a iluminarse, una sinuosa estela de estrellas que brillan en el mar para escoltar de nuevo a puerto a su señora.

22:15h Nos adelantamos un poco y llegamos a puerto antes que la virgen. Ésta es recibida y desembarcada bajo el son del himno de España. De nuevo se forma la comitiva solo que en esta ocasión la oscuridad nos parapeta y emprendemos el camino de regreso para llevar a la señora a su plácido reposo hasta el año que viene.
La Virgen del Carmen de Tabarca una noche mágica

22:45h Atravesamos la Puerta de San Rafaeluna de los tres accesos que tenía el complejo amurallado, y nada más hacerlo me encuentro de nuevo con los dos altares dispuestos en sendas hornacinas acristaladas a ambos lados del muro, que tanto me llamaron la atención la última vez que estuve aquí. Dos bellas vírgenes reciben al viajero y llenan de color aquel pasadizo. Fotografío el bello rostro de la señora, la imagen que abre el post de hoy y vuelvo a salir para retratar a un viejo conocido, el cartel de "Les Festes Patronals" que tantas veces he visto en fotografías y que ahora me recibe a mí como tabarquina de adopción y de corazón. Cenamos en la plaza mientras se hacen las pruebas de sonido para la actuación y verbena posteriores. Amenaza fiesta, de hecho, al dirigirnos al restaurante ya pudimos ver las cargas de fuegos artificiales dispuestas aguardando la cómplice madrugada.

La Virgen del Carmen de Tabarca una noche mágica


Ya no sé ni que hora es porque me pierdo en un paseo nocturno por esta pequeña isla que es la verdadera joya de la Costa Blanca. Disfruto cada momento porque a las 02:00h nos espera el taxi para llevarnos de nuevo a puerto. Todo lo bueno se acaba y como no estoy preparada para decir adiós a esta sensación de paz y reposo, me prometo regresar el año que viene, al otro y al siguiente... Siempre a esta bella isla de poetas, de piratas, de marineros y de corazones soñadores. Todos ellos encuentran su sitio en la "Nueva Tabarca". Cierro los ojos y recuerdo...
«Tabarca, hija del cielo. 
 Tabarca, isla de paz. 
 Tabarca eres del sol amada. 
 Tabarca, reina del mar. 
Tus aguas son cristalinas. 
 Tus aires me saben a sal. 
 Tu campo, bajo el cielo de estrellas 
y a tu muralla la luna siempre abrazará» 

Extracto del himno de Tabarca, “Reina del Mar”

Mujer después de los 40

14 comentarios:

  1. ¡Qué maravilla! Creo que nos has contagiado a todos tu entusiasmo y devoción. He disfrutado mucho de tu post, tanto de las fotografías como de tus palabras. ¡Felicidades por esa experiencia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Margarita, la verdad es que fue increíble. Repetiré seguro. Un abrazo :D

      Eliminar
  2. Che bella esperienza Cristina, molto belle anche le foto!!!
    Kisses, Paola.

    Expressyourself

    My Facebook

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapísima, fue muy bonito... Y respecto a las fotos hice lo que pude y comprobé lo difícil que es hacer fotografías en un barco en marcha y con velocidad. Un abrazo :D

      Eliminar
  3. Si preciosa historia !! Devoción y hechizo.....Pura magia. Un abrazo !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te hubiese gustado seguro guapísima. Un abrazo para mi hada suburbana preferida :D

      Eliminar
  4. Que bien lo has narrado Cristina me has llevado en ese viaje maravilloso junto a esa virgen precisa.
    Un saluo!

    ResponderEliminar
  5. Es un recuerdo muy antiguo, de los primeros que atesoro en mi vida. Fue un viaje a Tabarca, a esta pequeña isla. Desde Elche salimos hacia allá.

    ResponderEliminar
  6. Hola Chicas! Somos www.CatalogoOriflame.es, un equipo Oriflame. Si estás interesada en hacerte socia con nosotras y ganar dinero entra en nuestra web. Besines!

    ResponderEliminar
  7. He visitado la isla de Tabarca en tres ocasiones, guardo unos recuerdos preciosos de ello....un año estuve en la celebración de la virgen y fue maravilloso ver las barcas llegar por el mar...
    He pasado muchos veranos en Santa Pola.

    Un calido saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti. Yo no me canso de ir, ahora bien la próxima vez me quedo un par de días. Un abrazo :D

      Eliminar

Quiero agradeceros que visitéis mi pequeño rincón. Vuestros comentarios me animan a seguir cada día. Un abrazo :D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips