23/12/14

El Guardián del Legado de los Reyes Magos.

Quienes son los Reyes Magos

¿Quienes son los Reyes Magos?... No me lo esperaba tan pronto, pero al final sucedió. Hoy he recibido una de esas preguntas a las que tarde o temprano en esta vida, te tienes que enfrentar:
— Mamá dime la verdad, ¿quienes son los Reyes Magos?

Voy a contaros cómo ha sucedido, porque ha sido un momento muy especial. Espero que mi sol guarde ese recuerdo con mucho cariño, en mi caso, sé que me lo dijo una compañera del cole pero no me acuerdo de mucho más. Y para la ocasión rescaté el cuento que escribí las Navidades pasadas, "El Guardián del Legado de los Reyes Magos", que me ha ayudado a pasar esta pequeña prueba y ahora mismo os relato como ha sido. ¿Me acompañáis?


¡Mamá dime la verdad! ¿Quienes son los Reyes Magos? 

La verdad es que alguna lagrimilla que otra se escapó. La ternura que sentí al hablar con él es difícil de olvidar. Sus palabras fueron concisas, sin artificios y directas, como se expresan los niños. Y su mayor pesar fue darse cuenta de que aquellos maravillosos seres en realidad no existían. Al desengaño, siguió la confusión, mientras analizaba todos los pormenores. Entonces...

 ¿Papá Noel tampoco existe? ¿Y sus renos? Claro... del Ratón Pérez, ni hablamos. 

¡Qué pena ser mayor!, ¡demasiadas cosas he conocido hoy! ¡estoy confundido! Fueron algunas de las frases que más me llamaron la atención. Con una pena muy grande viendo como caía ante sus ojos el increíble velo de la magia que envuelve a estos personajes, encendí el ordenador y abrí el archivo del cuento. Lo dejé solo un rato mientras lo leía y le pedí que me avisase cuando llegase al Juramento. En ese momento, regresé y le puse delante una cartulina con el mismo, la leímos los dos y lo firmó, convirtiéndose en un nuevo Guardián del Legado de los Reyes Magos.

Espero haberle devuelto algo de esa magia que la vida nos va arrebatando, porque al menos la sonrisa si volvió a coronar esa preciosa carita. Este año se ha convertido en mi ayudante, para que su hermano pequeño siga inmerso en esta maravillosa ilusión, y ya tiene sus propias ideas sobre cómo dejar las galletas y la leche a sus majestades.

¡Son increíbles verdad, como pequeñas pilas alcalinas que recargan todo de energía y vida!

Ahora os dejo a solas, para que podáis disfrutar también de la historia. ¡Un abrazo para todas sus Majestades!


"El Guardián del Legado de los Reyes Magos" 

 Para los padres…. 

Una de las cosas que más me gusta de mis hijos y que más añoro ahora como madre es la capacidad que tienen los niños de ilusionarse; sentirlo todo con esa pasión y pureza que no vuelves a tener cuando eres mayor.

Como dejarse guiar por el corazón y como creer en algo aunque la lógica y la razón te evidencien todo lo contrario.

¿Cuantas veces nos han hecho preguntas tan lógicas y certeras como…?

¿Mamá cómo consiguen los Reyes estar en tantos sitios a la vez?, ¿cómo nos pueden ver?, ¿con una bola de cristal como la Elviruja la bruja?, ¿cómo puede un ratón llevar una moneda y subirla a la cama?, ¿qué hace con los dientes el Ratón Pérez?, ¿y Papá Noel cómo cabe por la chimenea?

La magia, los seres mitológicos, los animales que hablan, los juguetes que cobran vida, los superhéroes, los Reyes Magos son sólo ejemplos de esta ilusión y mundo de ensueño que los rodea en sus primeros años. Por eso cuesta mucho romper esta magia, y explicarles la realidad de algunas de estas grandes historias.

Así llegamos a lo que originó este breve relato. No soy escritora, ni psicóloga, ni experta en la materia, ni nada por el estilo, sólo una madre que quiere contarles a sus dos soles quienes son en realidad los “Reyes Magos” con todo mi cariño y compartir con ellos esta gran historia y tradición. ¡Comencemos!

 Para los hijos…. 

De los Reyes Magos, también conocidos como los Magos de Oriente, poco se sabe en realidad. Ni sobre su procedencia, ni sobre su condición, ni siquiera acerca de su nombre y número hay una única versión. Algunos pueblos en sus leyendas hablan de un cuarto rey llamado Artabán, y otros mencionan hasta doce reyes.



Quienes son los Reyes Magos


Se cree que provenían de la antigua Babilonia y que fueron hombres sabios, hombres de ciencia. Unos dicen que matemáticos, otros que astrónomos o astrólogos. De hecho, lo de magos no viene de que fueran unos hechiceros o algo así, en esa época la palabra mago (magoi) era sinónimo de sabio y además los orientales llamaban magos a sus doctores. 

Nuestros Reyes representan la bondad, la ilusión y la sabiduría pero también otras muchas cosas. Como las tres razas reconocidas en la antigüedad (relacionadas con los tres hijos de Noé), las tres edades del hombre (juventud, madurez y vejez) y tres continentes diferentes (Europa, Asia y África).

¿Y sus nombres? Supongo que los sabréis… Lo que no sé si estáis al corriente es de que no siempre fueron llamados como hoy los conocemos, y de que el santoral de los tres nombres se celebra como no, el día 6 de enero. 

“Melchor”, era el mayor de los tres y procedía de Europa. Un anciano de blancos cabellos y larga barba del mismo color. Su nombre significa "Aquel que es el rey de la luz". Y aunque lo conocéis como Melchor, también fue llamado “Appellicon” o “Magalath” en otras lenguas. 

“Gaspar”, de tez blanca, era el más rubio de los tres reyes magos y procedía de Asia. Su nombre significa "Aquel que es el mensajero del mundo y guarda el tesoro". Ahora todos sabéis que se llama Gaspar, pero no lo hubieseis reconocido como “Amerín” o “Galgalath”. 

“Baltasar”, nuestro tercer rey, de raza negra y de espesa barba que procedía de África. Se atribuye a su nombre el significado de “Aquel que es protegido por Dios”. Representa la madurez del hombre y también fue llamado “Damascón”, “Serakin” o “Bel-Sar-Utsor”. 


 Pero, ¿quiénes fueron?, ¿cuál fue su historia?, ¿vosotros la conocéis? 

Vamos a repasarla todos juntos… 

Cuentan que una estrella increíblemente grande apareció en el cielo y deslumbró a todo aquel que mirase al firmamento, anunciando que Jesús había nacido en Israel. Fue esta gran estrella, unos dicen que un cometa, otros que un meteoro; o una conjunción de estrellas y planetas (el Sol y la Luna escoltados por Júpiter, Saturno y Venus en la constelación de Piscis) la que hizo que nuestros tres reyes comenzasen su viaje hasta Belén de Judea, para encontrar a Jesús. 

Si nuestros amigos sabían leer las estrellas, que así parece, pronto averiguaron que, Júpiter como la estrella del Príncipe del mundo, la constelación de Piscis como el signo del final de los tiempos, y Saturno considerado en Oriente como la estrella de Palestina. Significaba que “el príncipe de todos los tiempos aparecería en Palestina”

No se sabe a ciencia cierta si partieron de la lejana Persia o de Babilonia, pero en cualquiera de los dos casos hablamos de un largo y maravilloso viaje a través montañas, ríos, ciudades y desiertos. 

Algunos dicen que incluso atravesaron el desierto más árido e inexplorado del mundo, el “Rubb Al-Khali” que provoca la locura al viajero que lo cruza. De hecho, fue allí en el desierto dónde cuentan que fueron tentados por el mismo Satanás. 

Quienes son los Reyes Magos


Todo ello a lomos de camellos engalanados con telas y equipajes vistosos, sorteando grandes peligros como las tormentas de arena y el ser atacados por los ladrones que poblaban esas rutas. Bueno algunos hablan también de caballos, dromedarios y elefantes. 

En toda esta aventura estuvieron acompañados por la “Estrella de Belén” que se desplazaba con asombrosa lentitud, siempre a la derecha de los Reyes durante todo el viaje, muy baja, casi rozando las palmeras. La intensa luz de la estrella que a veces parecía tornarse roja, podía verse al mirar hacia el Sur. De modo que los Magos de Oriente, que viajaban hacia Belén, siempre la tenían en frente. Parecía como si se moviese «delante de ellos». 

Así pues, los tres Reyes Magos partieron de Oriente a Jerusalén, cuando Jesús nació en Belén para adorarle. Se presentaron allí y preguntaron: 

 ¿Dónde está el rey de los judíos que acaba de nacer? Porque vimos su estrella… y hemos venido a adorarlo.

Por aquel entonces, Herodes “El Grande”, un anciano rey gobernada en ese lugar desde hacía más de treinta años y estaba muy inquieto por las profecías que decían que nacería un niño que sería rey.

Al enterarse del viaje emprendido por los Reyes Magos, los recibió en Jerusalén, en su palacio, los agasajó y los sentó a su mesa, y luego les quiso convencer para que averiguasen el sitio preciso del nacimiento de Jesús para poder ir él también a adorarle.

Cuando, en realidad, lo que quería era darle muerte. 

Los Magos de Oriente buscaron al Niño Jesús recién nacido, en Belén. Una ciudad con mucha algarada e ir y venir de gentes y comerciantes. Pasaron el día preguntando... preguntando... y buscando... Pasada la tarde, fue con la noche ya cerrada, cuando lo encontraron en un pobre pesebre junto a su madre María, su padre José (un carpintero de Belén), un buey, una mula y unos cuantos pastores que hacían fuego mientras adoraban al niño. 

Postrándose lo adoraron, y abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes: oro, incienso y mirra. 

Melchor, fue quien ofreció el oro… El más precioso de los metales, símbolo de su realeza.

Gaspar, fue quien ofreció el incienso… Formado por resinas aromáticas vegetales que al arder con aceite desprenden un humo y olor muy característico, símbolo de su divinidad.

Baltasar, fue quien ofreció la mirra… Una sustancia rojiza aromática, muy valorada en la antigüedad para hacer perfumes. Símbolo del hombre. 


Quienes son los Reyes Magos

Así adoraron al niño y alertados en sueños por un Ángel que se les apareció para advertirles del peligro que corría Jesús si ellos obedecían el deseo de Herodes, regresaron a su país por otro camino sin entrar en Jerusalén, para poder burlar al malvado rey. Herodes se sintió engañado y burlado porque nunca le revelaron el lugar donde nació Jesús.

Desde entonces, cada año, los tres Reyes Magos llevaban regalos y presentes de paz y buena voluntad a los niños como vosotros, que los esperan ilusionados la noche del 5 al 6 de enero.

Se dice que el encargado de repartir golosinas, miel y frutos frescos era
 Gaspar

Mientras que Melchor, entregaba zapatos y ropa.

Baltasar llevaba juguetes, y a los niños que se habían portado mal durante el año, les dejaba un trozo de leña o de carbón. Aunque eso sucedía muy pocas veces y cuando lo hacía dejaba carbón hecho de azúcar y caramelo.

Pero había algo que preocupaba muchos a estos tres Reyes, de gran corazón:


 ¿Qué pasaría cuando ellos no estuviesen? ¿Quién iba a llevar a los niños la ilusión y los regalos con los que recordar el nacimiento de Jesús? ¿A quién podían confiar tan importante misión?

Melchor, el mayor de los tres pensaba en cómo poder llegar a tiempo a los hogares de todos los niños. Gaspar en cómo conseguir que todos ellos fueran felices en ese gran día. Y Baltasar, en cómo tendrían que ser los reyes que los sucedieran algún día. Debatieron mucho esta última cuestión, pero al final estuvieron de acuerdo en que…

… Tendría que ser alguien honesto y responsable que velase por el bienestar y la felicidad de cada uno de los niños. Señaló Melchor.

… Tendría que ser alguien que fuese capaz de guardar este importante secreto y que lo salvaguardara hasta el fin de los tiempos. Pidió Gaspar.

… Tendría que ser alguien que conociese a los niños, que supiese lo que les gusta, lo que les hace felices y lo que no… Dijo Baltasar


Al decir esto, los tres Magos de Oriente se miraron y sonrieron, tenían ante sí la solución y así se hizo… 

NOTA: A partir de este punto, si quieres continuar leyendo, debes realizar el Juramento del Guardián de los Reyes Magos... Y te será revelado el secreto  


Quienes son los Reyes Magos


 Como nuevo Guardián del Legado de los Reyes Magos. Debes saber que… 

Los Reyes Magos sonrieron porque habían dado con la solución, ya que los únicos candidatos posibles para continuar su labor eran los padres. Conocen muy bien a sus hijos, los quieren y protegen de forma incondicional y harían cualquier cosa para mantener su ilusión y proporcionarles grandes alegrías.

Nuestras sabias majestades lo sabían, y por ello, cada año los niños reciben presentes y regalos el día 6 de enero de sus Majestades, los Reyes Magos, gracias a que cada padre y cada madre recibió el legado de estos tres sabios que los convierte en Magos de Oriente llevando a los niños, ilusión y alegría.

Una importante misión que les han confiado y trasmitido sus propios padres, a estos los suyos y así sucesivamente generación tras generación, hasta el final de los tiempos.

Es un legado que todo el mundo salvaguarda, fijaos sino en la prensa o en la televisión, y siempre veréis el cuidado y cariño que se pone para dar las noticias relacionadas con nuestras Majestades.

Vosotros ahora sois conocedores y guardianes de este importante secreto que deberéis proteger, y que algún día, revelaréis a vuestros propios hijos. Tenéis la misión de hacer que el deseo de estos tres grandes reyes perdure en el tiempo llevando presentes e ilusión a los niños.

Pero hasta entonces, puesto que aún queda mucho tiempo para eso, disfrutad mucho con vuestros padres y acordaros con una gran sonrisa de estos Magos de Oriente, que tanta alegría han repartido por todos los rincones del mundo.

Y no os preocupéis por ellos, porque aunque su destino tras la adoración de Jesús es desconocido y nadie sabe muy bien lo que fue de ellos. Cuenta la tradición que unieron su suerte durante el resto de sus vidas. Solo el viaje de vuelta a sus respectivos reinos duró más de trece años.

Parece ser que años después, la Estrella de Belén, se apareció una última vez a sus majestades para anunciarles el fin de sus días, en el caso de Melchor, con 116 años, seis después 
Gaspar, con 112 y con cinco días de diferencia y 109 años, Baltasar

Os aseguro que fueron realmente felices el resto de sus días llevando sonrisas e ilusión a los corazones de los niños cada 6 de enero.

Algunos, incluso los veneran en un relicario bizantino en la Catedral de Colonia, dónde dicen que descansan con sus coronas nuestros Magos de Oriente.


 Despedida… 

Espero que hayáis disfrutado leyendo la historia tanto como yo lo hice escribiéndola.

Dicen que de pequeños perdemos la ilusión y de mayores la esperanza. Yo os digo que no perdáis nunca ninguna de las dos, conservad esa mirada limpia y esa capacidad para ver el lado alegre de la vida.

Y seguid siendo un poquito niños, aún cuando hayáis cumplido muchos años más.

Un cariñoso abrazo a los Nuevos Guardianes del Legado de los Reyes Magos
.


Mujer después de los 40

12 comentarios:

  1. Lovely story!!!
    Have a great Christmas week! I wish you all the best my sweet Cris!!!
    Kisses, love Paola.
    ……/\…………………*………*………*….*…….*…..
    …../..\……./\………….*…………*…..*………*…….
    …./….\…../..\……*………….*………*……..*…….*.
    …/_…_\…/….\…….*….*………*……….*…….*….
    …./…..\../_…_\…*…………..*………….*……*……
    …/…….\./…….\….*…….*………*……..*.*…….*.
    ../_……_\………\ ……*…….*………*……..*…….*
    …/……..\………_\…*………*…….*………*……..*.
    ../……….\………\………*…….*………*……..*…..
    ./…………\…….._\..*….*…__¦¦__…..*……*…..
    /________\………\…..*…….( • • )…..*…….*…..
    ……|…|_________\.*……..-(¦•¦)-….*…….*…
    ……|…|….|…|.*………..*…..(¦ • ¦)……**…….*
    =================================

    Expressyourself

    My Facebook

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa, un fuerte abrazo para una maravillosa mujer. :D

      Eliminar
  2. Me ha gustado mucho! Ya me das pistas para qué hacer cuando me toque el turno!
    Te dejo mi blog: http://lavieadeuxcestplusrigolo.blogspot.com
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Eres estupenda Cristina. He disfrutado con tu historia. Lástima que ya no puedo utilizarla. Te deseo felices fiestas y lo mejor para el año próximo. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Montse, la verdad es que ha sido un momento muy bonito. Un abrazo y ¿Felices Fiestas! :D

      Eliminar
  4. Ciao dolce Cristina!
    Happy Christmas eve, I wish you love, joy and happiness!!!

    Kisses, love Paola.

    Expressyourself

    My Facebook

    ResponderEliminar
  5. Que bonito, pienso guardarlo para mis futuros peques, un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo estoy muy contenta con el resultado, ¡menudo ayudante que me he buscado, está más pendiente que yo! Un abrazo :D

      Eliminar
  6. Muchas gracias por esta historia, me recuerda mucho a unas novelas llamadas los guardianes de la infancia. Me has inspirado a iniciar una tradicion con mis hermanos y mis hijos, uno de ellos esta creciendo y es hora de revelarle algunos secretos, es hora de que se convierta en un guardian como nosotros,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabes lo que me alegran tus palabras, yo estos Reyes me tocará sentarme con el más pequeño, ¡a ver qué tal se me da! Un abrazo :D

      Eliminar

Quiero agradeceros que visitéis mi pequeño rincón. Vuestros comentarios me animan a seguir cada día. Un abrazo :D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips