27/9/14

10 curiosidades sobre Harpo Marx... ¡Cuando calló para siempre!

Harpo Marx habla curiosidades
El 28 de septiembre de 1964 fallecía Harpo Marx, uno de los célebres hermanos Marx. Cincuenta años se cumplen del último adiós a un hombre increíble, que supo vivir con optimismo, entrega y humor, mucho humor. Su vida supera con creces la de su personaje, que se construía sobre su apabullante talento y gran espíritu. Un gran actor, un impresionante músico y un cómico sin igual; pero ante todo un gran hombre sin más.

Y cómo bien dijo él mismo, "si algo es característico en mí, es la única cosa que el público no conoce: mi voz". Por eso hoy voy a prestarle la mía para recordar con vosotros su vida y lo haremos contando "10 curiosidades sobre... Y Harpo Marx calló para siempre".


Si queréis que no se os borre la sonrisa del rostro, y contagiaros de un gran optimismo, ¡acompañadme a descubrirlo!


¡Harpo habla!
"Así pues, ha llegado el momento de echar a volar la imaginación, tumbarme al sol, quitarme los zapatos y, por fin hablar" Harpo Marx.


Esta frase se recoge en el primer capítulo de su libro autobiográfico, ¡Harpo habla!, publicado en 1961. Y vaya si lo hace, y de que manera, pues tenía grandes y conmovedoras cosas que contarnos. Os lo presenté en "Mis descubrimientos..." (ver aquí) el verano pasado, y en estos días merece ser recordado. Por eso os he hecho una recopilación con diez curiosidades de este fuera de serie:

1. Nació en Nueva York el 23 de noviembre de 1888, actor y músico, fue uno de los míticos "Hermanos Marx". Su nombre era Adolph Marx aunque se lo cambiaría tiempo después por Arthur. 

2. La imagen que tenemos de él, va ligada a esa peluca naranja, su gabardina con los bolsillos repletos de cosas, su sombrero de copa, su bocina y su arpa. Lo que no sé si sabéis es que la bocina la consiguió en un taxi de Belleville, Illinois.

3. A partir de entonces, esa bocina se convirtió en la voz de su personaje, que hacía sonar en los momentos menos oportunos. Y, ¿qué es lo que hizo enmudecer a Harpo?, pues la crítica del periódico de "Champaign Urbana", que alababa la caracterización y la divertida forma en la que hacía su pantomima, pero que se perdía en cuanto éste abría la boca, según el critico. Harpo comunicó a su madre que jamás volvería a hablar sobre un escenario, y así calló.

Harpo Marx habla curiosidades
4. Todo en estos grandes comediantes era alocado, incluso sus nombres nacen de una partida de póquer con el monologuista Art Fischer, en Rockford. Éste al repartir una mano de póquer bromeando fue poniendo apodo tras apodo. Harpo tocaba el arpa, Chicko perseguía a las chicas todo el tiempo (la "c" la perdería por un error del linotipista en el cartel de una actuación), Groucho porque guardaba el dinero en un monedero y Gummo con sus zapatos de goma. A su hermano Herbie, fueron ellos mismos quienes más tarde le pondrían el nombre de Zeppo.

5. Aunque dedicó su vida a los escenarios como actor, su primera vocación fue el piano. Fue la fuerte determinación de su madre, Minnie Marx, de que sus hijos triunfasen en el teatro, la que los llevó al mundo de las candilejas. De hecho Groucho siempre quiso ser escritor, Chico un tahúr profesional, Gummo quería ser inventor, Zeppo un boxeador y Harpo tocar el piano. Sí el piano, que no el arpa, esta se cruzó en su camino porque su madre la compró para mejorar el número de las Seis Mascotas. No sabía tocarla y durante sus actuaciones la colocaba sobre el hombro equivocado hasta que vio la ilustración de dos angelitos, en la que uno de ellos tocaba el arpa y la apoyaba en su hombro derecho al contrario que él. Una particular primera y única lección de arpa. En los años cuarenta se separó del grupo y dio conciertos y realizó actuaciones en directo, incluso en la televisión, como en el programa de Ed Sullivan. 

6. Su familia era muy pobre, 10 bocas que alimentar y mucho ingenio y talento volcados en ese menester. Les gustaba jactarse de haber engañado a su casero de Nueva York durante más de once años cada vez que venía a cobrar la mensualidad. Ya en Chicago, dónde su madre, Minnie Marx, consiguió la hipoteca de una casa, cada vez que se desmadraban en las actuación (lo que pasaba muy a menudo) su madre solo tenía que decir en voz alta ¡Greenbaum, chicos!, y todo volvía a la normalidad. Ese era el nombre del caballero que todos los meses pasaba a cobrar la letra de la casa.

Harpo Marx habla curiosidades
7. Los Hermanos Marx comenzaron su carrera como un número musical, y en esto Harpo como músico tenia un talento natural, pero como cantante era bastante malo, de hecho acertaba a abrir los labios cada vez que lo hacia Groucho para salvar el número. Una vez aceptó cantar para un empresario en un número, por cinco dolares, y al acabar la penosa actuación el empresario pretendía multarle con cinco dolares en lugar de pagarle por el desastre que montó. 

8. Anécdotas sobre los escenarios muchas, de hecho era normal en ellos saltarse los diálogos o emprender guerras con los músicos del foso del teatro, de hecho fue así como Chicko se incorporó al número. No fueron pocos los sitios dónde acabaron con parte del atrezzo tras sus locuras y peleas fingidas, en las el público estallaba y no podía parar de reír. Porque sus actuaciones eran tan caóticas como los rodajes de sus películas, y no solo por sus improvisaciones, por ejemplo, en “Cocoanuts” uno de los directores reía tan fuerte  ante sus ocurrencias que se oía sobre la banda sonora, por lo que acabaron comunicándose con ellos desde una cámara insonorizada, y hasta tuvieron que instalar un teléfono en el set de rodaje para que Chico pudiese comunicarse con su corredor de apuestas

9. Fue uno de los solteros más codiciados de Hollywood hasta que se casó con Susan Fleming con la que adoptó cuatro hijos, Bill. Jimmy, Alex y Minni. Harpo señala en su libro autobiográfico que su debilidad siempre fue la gente, le gustaba escuchar a sus amigos y cuando estaba con ellos no había necesidad de hacer nada más. Fue un hombre muy querido en Hollywood y miembro de prestigiosos clubs como la Mesa Redonda de Algonquin.
Harpo Marx habla curiosidades
10. Dalí en su aventura americana, se puso en contacto Harpo, por el que sentía gran admiración para hacerle un retrato. "Estaría encantado de ser pintarrajeado por usted", parecer que le respondió Harpo en un telegrama. Y de ese contacto no solo se conservan varios dibujos, sino el posible guión de cine, una película de treinta minutos, tan surrealista como sus creadores que nunca vería la luz.

Harpo Marx, un hombre con alma de niño, o un niño encerrado en el cuerpo de un hombre. Un personaje tan entrañable que perdurará en el tiempo, porque trascendía los usos y costumbres poniéndose el mundo por montera, y haciendo lo que muchos de nosotros pensamos pero no nos atreveríamos a hacer. Pero sobre todo un mago de la risa que no necesitó decir ni una sola palabra para cautivarnos a todos. 50 años recordándolo son pocos, al menos nos queda el consuelo de tener sus películas y poderle disfrutar una y otra vez.

"No sé si mi vida ha sido un éxito o un fracaso. Pero como no tengo ninguna prisa en convertirme en una de las dos cosas y dejar de ser la otra, y puesto que me tomo simplemente las cosas tal y como vienen, me sobra mucho tiempo para disfrutar de la vida", Harpo Marx.

6 comentarios:

  1. Desconocía muchas de las curiosidades que hoy compartes, me encantó. Gracias Cristina

    ResponderEliminar
  2. Hola. ya leo que mañana es el aniversario de su muerte. La verdad es que no sabía nada de este actor... muy interesante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un hombre con una vida para contar, un grande. Un abrazo :D

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Hola guapísima, que fotazas en la semana de la moda de Milán, impresionantes :D

      Eliminar

Quiero agradeceros que visitéis mi pequeño rincón. Vuestros comentarios me animan a seguir cada día. Un abrazo :D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips