16/2/14

¿Sabes guardar un secreto? Sí, yo también así que no te diré nada.

contar un secreto confesar Whispper
Mi Mundo...

Sí, hoy vamos a hablar de confesiones, y tengo que contaros un pequeño secreto, yo... Siempre me ha resultado más fácil hablar desde la distancia, que hacerlo de sentimientos. 

Aquí dónde me veis me considero una persona tímida. ¿Y te da por escribir un blog?, sí quizás no tenga mucho sentido pero así lo veo yo. Cuando voy a poner comentarios en las entradas de los blogs que leo, de bloggeros maravillosos que he conocido a través de las comunidades de Goggle+, me lo pienso una y otra vez. Es como el actor que confiesa que en su vida normal es una persona solitaria o tímida, y a través de sus personajes se permite ser y vivir otras vidas; eso es para mí escribir.
"En España la mejor manera de guardar un secreto, es escribir un libro", Manuel Azaña.

Además el mundo virtual es una moneda con dos caras. Por una parte, representa todo lo contrario al anonimato, lo que subas o publiques en la red llegará a millones de personas y perderás cualquier control sobre ese contenido. Pero a la vez es un entorno que te permite cierto anonimato, porque esa virtualidad es un espejo en el que puedes reflejar lo que tú quieras. Cuantas personas utilizan nicks, apodos o avatares o fotos de perfil que no son reales, muchas. Un parapeto como otro cualquiera, como una leyenda urbana en la que se entremezclan datos verídicos y fácilmente contrastables con otros irreales y llenos de fantasía.

¿Y acaso no es eso lo que hacemos a diario? 

No es la vida una mezcla de realidad y ficción, de anhelos y certezas. Leí hace tiempo que si el hombre colmase solo una pequeña parte de todos los sueños que tiene, estaría muy atareado en crear otros tantos. No es solo que la vida sea lo que vamos viviendo, mientras nosotros nos empeñamos en hacer otros planes, como decía John Lennon, es que es un camino lleno de retos, desafíos y oportunidades, y a todo no podemos llegar. Es un cambio de planes continuo, en el que las decisiones que tomamos abren nuevos caminos a seguir y nos alejan de otros que emprendimos. Bienvenidas y despedidas por igual, y aunque éstas últimas nos cueste aceptarlas muchas veces, son necesarias para continuar el trayecto. Porque no nos equivoquemos, la salida siempre esta a través del camino, lo que ahora esquivas o aplazas, más tarde llegará como un boomerang.


Por eso, no sirve de nada poner etiquetas, lo bueno es poder cambiarlas a tu antojo, así que seas como seas bienvenido a este reducido club, y si tienes alguna pequeña confesión que hacerme, la escucharé encantada.

Contar confesar un secreto Whispper

¡Nuestros secretos!.

Y no penséis que seríamos los únicos en hacerlo, en contaros nuestros secretos. Hay comunidades y webs dedicadas a este menester, para que la gente cuente sus secretos de forma anónima y se libere de ellos, "Tu secreto" o "Secretos tuyos" son ejemplos. Y también otras como Postsecret.com, un proyecto de un curso de arte comunitario en el que cualquier persona puede mandar anónimamente su secreto escrito en una postal.

Otra cosa muy distinta son aplicaciones como "Whispper", su eslogan "Where the truth lives", "Dónde reside la verdad", ya da una idea de lo que os podéis encontrar. Es una aplicación para dispositivos Android y algunos Apple, dónde los usuarios pueden contar sus secretos, que son guardados con el más escrupuloso celo para que no se sepa quien ha subido esa información, ni como. Lanzada  en mayo de 2012, ya tiene más de un millón de usuarios y ha superado los ocho millones de mensajes secretos. El creador de la aplicación, Michael Heyward, que en un principio iba dirigida a adolescentes, ha asegurado que el perfil ha cambiado, contando entre sus usuarios incluso con miembros de las Fuerzas Armadas.

Los inversores se la rifan, y mientras millones de personas comparten fotos y textos en total anonimato, ya que el contenido no va ligado a ningún perfil personal. Según Heyward, la gente utiliza espacios como Whispper, por la tranquilidad y privacidad que se garantiza. Un poco contradictorio buscar anonimato para poder contar tus secretos más inconfesables. Espero que no ocurra como con otras herramientas, como los Informers que han acabado siendo instrumentos de acoso escolar, ya que cualquiera puede subir información de quien quiera sin compromiso alguno, y los demás comentar los secretos de otros. 

"Olvida uno su falta después de haberla confesado a otro, pero normalmente el otro no olvida", Friedrich Nietzsche.

Veremos en qué deriva todo esto, lo que queda claro es que, una mezcla entre un exhibicionismo enfermizo, la soledad del hombre actual, "el hombre isla" rodeado de herramientas y aplicaciones sociales, pero en la más fría soledad, y quizás la búsqueda de alivio, hace que millones de personas necesiten contar sus secretos a alguien dispuesto a escucharlos. O más fácil a un espacio virtual que te devuelve el sonido, al igual que el eco, como a la "Ninfa Eco" que Hera castigó a repetir todo lo que los demás decían.
¿Sabes guardar un secreto? Sí, yo también así que no te diré nada.

2 comentarios:

Quiero agradeceros que visitéis mi pequeño rincón. Vuestros comentarios me animan a seguir cada día. Un abrazo :D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips