23/2/14

¿Tenéis ya vuestro Carnet de Padres? ¿Aprobaríais?

Carnet de Padres
Que los hijos no viene con una barra de pan debajo del brazo, bien estamos todos de acuerdo. Pero que vengan con un "Carnet de Padres" obligatorio, eso habría que debatirlo un poco, y eso precisamente es lo que vamos a hacer hoy. 

Nadie nace sabiendo, eso seguro, en ocasiones puedes prepararte para determinadas situaciones que tendrás que afrontar. 

En otras, como en el oficio de padres, tienes que aprender sobre la marcha. Como también les ocurre a tus hijos, no es cuestión de títulos, ya que al fin de al cabo nos graduamos el mismo día como decía la ocurrente Mafalda. Hay cosas que hace falta vivirlas para entenderlas en toda su dimensión, y la paternidad y maternidad es una de ellas.

   
"Los padres nos traen a este desquiciado mundo, sin consultarnos... ¡Y encima hay que hacerles regalos!", Mafalda.



Carnet de Padres... ¿A favor o en contra?


Esta vez la ocurrencia no viene de aquí de España, por una vez no hemos sido nosotros, la actualidad nos trae esta peculiar propuesta desde Alemania. Ha sido Kai Wegner, secretario general del partido Unión Socialdemócrata (CDU) en Berlín, del grupo de Angela Merkel. Wegner propone un carnet de paternidad similar al de conducir y una serie de cursos de preparación obligatorios, para todos aquellos que vayan a tener un niño. Todo ello unido a controles de prevención realizados por personal médico y asistentes sociales.
Los socios de gobierno de Merkel, el SDU, rechazaron inmediatamente la propuesta que, como podéis imaginar ha generado una gran polémica. No solo por la obligatoriedad de estos controles y cursos, o por la intromisión en la libertad individual de los padres, sino porque muchos piensan que una medida de ese tipo haría disminuir la natalidad en Alemania. Y ese es un problema que preocupa y mucho a nuestros vecinos teutones.

Hasta aquí, lo que podría ser la anécdota de la noticia. Sin embargo, su trasfondo es mucho más serio. No digo que la medida no sea desafortunada, lo que hay que tener en cuenta es el objetivo que la motiva. Y es que los índices de violencia y abusos que sufren los niños alemanes es preocupante, una tendencia ascendente que requiere soluciones. Según la doctora Saskia Guddat y el profesor, Michael Tsokos, cada año se producen el el país 200.000 casos de maltrato infantil.
"Las personas más peligrosas para un niño son sus padres" señala Michael Tsokos.



Alemania maltrata a sus niños.

La doctora Saskia Guddat y Michael Tsokos, son coautores del libro que ha desatado la indignación en Alemania, "Alemania maltrata a sus niños", que denuncia su fracaso como país en la lucha y prevención de esta lacra social y muestra cifras escalofriantes.

Los datos que han recogido estos médicos forenses son tremendos, más de 200.000 mil niños maltratados cada año en Alemania, más de tres muertos a la semana por violencia, más de 40.000 niños separados de sus familias por ser víctimas de maltrato o negligencias, algunas mortales. También relatan con crudeza, casos con los que se han encontrado, y que les han llevado a denunciar esta situación; niños pisoteados, mordidos, golpeados, abandonados en su casa o en la calle, sin higiene, ni alimento alguno. Se estremece una solo con leerlo, y un sistema colapsado que es incapaz de hacer frente a la situación. 
"El maltrato infantil no es una rara excepción en nuestra sociedad. Se produce cientos de veces todos los días" señalan Saskia Guddat Michael Tsokos 
carnets de padres infancia Las denuncias y criticas están surgiendo desde diferentes ámbitos, como las de Heinz Hilgelrs, presidente de la Asociación para la Protección de la Infancia, que señala que el sistema de protección alemán está colapsado y es incapaz de abordar la situación. O las de Norbert Struck, miembro de la Organización Alemana para la Ayuda a Niños y Jóvenes, que denuncia que la política alemana no se toma en serio la protección de los niños.

Y desgraciadamente la situación no es exclusiva de Alemania, el folleto escrito por la Dra. June Kane, para el "Programa Daphne" de la Comisión Europea en 2008, describe como en Europa, cada día la violencia familiar se cobra la vida de cuatro niños menores de catorce años. El riesgo de mortalidad aumenta hasta tres veces en el primer año de vida. Y la situación es especialmente delicada en países como Alemania, Reino Unido y Francia.



La Protección del Menor, asignatura pendiente.


Una asignatura pendiente, la de la protección de nuestros niños, que es difícil de cuantificar, porque los casos que llegan a los medios o a las clínicas y hospitales, son solamente la punta del iceberg. Una realidad oculta tras la puerta de muchos hogares, que hace de ellos un infierno para muchos niños.


Además es bueno recordar, que aunque los derechos de los niños en la actualidad están ampliamente reconocidos, no siempre ha sido así. La utilización del infanticidio como práctica ritual, cultural o incluso por mera superstición se ha repetido a lo largo de la historia en diversas culturas. Niños que son tratados como meras propiedades, de las que el progenitor puede disponer, o incluso arrebatarles la vida. En ese sentido, siempre me ha llamado la atención el caso de Mary Ellen Wilson, que marcó un antes y un después en el camino hacia una protección del menor institucionalizada.


Fue en 1866 en la ciudad de New York, cuando una trabajadora social se hizo eco del caso de una niña, hija ilegitima, que era maltratada por sus tutores. Esta idealista trató de ayudar a la niña, para lo que acudió a diferentes instituciones, policiales, legales e incluso de caridad que no respaldaron su causa. Y fijaos lo extraordinario de la historia, que la Sociedad Americana para la Prevención de la Crueldad contra los Animales, fueron los que secundaron su petición aduciendo que Mary pertenecía al reino animal. Las conciencias comenzaron a removerse, pero el sistema es lento y opone una inercia asombrosa, por lo que hubo que esperar hasta los años 60s, y al trabajo del doctor Kempe sobre los efectos del maltrato, para que el aparato legal se pusiera en marcha. 


Y tenía mucha razón Kempe, porque el maltrato marca al niño toda su existencia, le impide desarrollar su vida con normalidad e incrementa las tendencias suicidas, los problemas psicológicos, y lo que es más aterrador, la probabilidad de que éste maltrate a sus propios hijos.


Ninguna forma de violencia es lícita, y en el caso de los niños, ésta tiene una sensibilidad intensa y especial. El mundo de la infancia de un niño debe llenarse de ilusión, aprendizaje, risas y amor, y el maltrato lo convierte en traición, vileza, dolor, humillación, injusticia y muerte de la mano de las personas que deberían ser su refugio, su protección, su hogar...

"Un niño no es una propiedad, no solo forma parte como ser individual de nuestra sociedad, sino que representa su futuro".

10 comentarios:

  1. Es difícil tomar partido para uno u otro lado, en principio parece una intromisión en la vida de las personas pero leyendo los datos sobre maltrato y violencia hacia los menores uno se queda sin palabras...
    Si esto pudiese servir para frenar la violencia familiar, al menos contra los menores... Ahora la pregunta es ¿hay gente capacitada para enseñar a ser padres?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy contigo en que los datos hablan por si solos, lo que yo me cuestiono es si unos cursos y un carnet sirven para frenar esa violencia, es un fracaso del sistema de protección del menor y de la sociedad en su conjunto y ahí es dónde soy esceptica del resultado. Además cómo bien dicen dices la capacitación para enseñar a alguien a ser padre y la forma en la que se puede medir si eres o no un buen padre... no lo veo nada claro, un saludo Javier

      Eliminar
  2. Desolador panorama humano. La medida es una brutalidad, pero encierra un dicho que he oído muchas veces por ahí: "A algunos deberían pedirles un carné para ser padres". Soy maestro de escuela, y sinceramente, lo pienso cada dos por tres.

    Me lo llevo a FB, Tw y G+.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que habrás visto de todo, un abrazo Enrique

      Eliminar
  3. Con ser mejores personas bastaría, nada de carnet. Porque una cosa es equivocarse como padre (que nos sucede a todos) y otra distinta, maltratar. La gran verdad es que a los niños siempre se los ha maltratado, no es algo nuevo. Y no estaba mal visto. Las mujeres y los niños han sido maltratados con impunidad y cierta desidia por la sociedad.

    ResponderEliminar
  4. Bonito deseo, es oscura la persona que ejerce la violencia contra alguien vulnerable como un niño. Un abrazo Ainhoa

    ResponderEliminar
  5. Habría que estar en Alemania y enterarse en qué subculturas se presentan los casos de violencia familiar y si el pretexto para no defender a los niños es el poco aumento de la población, es un problema de valores también.

    PTB

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mejor no se puede decir Al, valores son los que nos faltan en este tiempo que vivimos, un abrazo

      Eliminar

Quiero agradeceros que visitéis mi pequeño rincón. Vuestros comentarios me animan a seguir cada día. Un abrazo :D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips