16/1/14

¡Bares que lugares tan gratos para conversar!


El pasado mes de octubre, la revista "Drinks International Magazine", hizo pública la lista de los 50 mejores bares del mundo.  La ceremonia de entrega se celebró en Londres en el "One Mayfair" que ha reabierto sus puertas hace muy poco y que fue construido en 1825. Sorpresas no habido muchas, ya que el ganador repite posición por segundo año consecutivo; el "Artesian" un bar londinense ubicado en el Hotel Langham se corona como el mejor bar del mundo en el 2013. Su barman es el checo Alex Kratena, y el establecimiento no solo destaca por su decoración y cristalería sino por su carta de ron, su carta de champagne y un menú de cockteles dignos de la misma familia real británica, que dicen que pasa por allí. ¡Vamos al alcance de todos!

Los mejores bares del mundo, ¡pasen y vean!
  
La revista fundada en 1972 realiza una encuesta muy completa que evalúa la excelencia y calidad de los bares, a través del voto secreto de profesionales del sector. Cada uno debe seleccionar cinco establecimientos, siendo al menos dos de países diferentes al de origen y ordenarlos por orden de preferencia para evitar empates. También se otorgan premios por regiones, mejor bar de Europa, Reino Unido,  Asia, Australia, Latinoamérica, etc.

Dentro de la lista de ganadores, catorce bares son ingleses, casi todos de Londres, trece estadounidenses, y el resto repartidos por todo el mundo. Por nombraros los tres primeros, y contaros algunas curiosidades,  el "Nightfar" también de Londres y muy a los años veinte, ocupa el segundo lugar y tendrás que reservar con mucha antelación si quieres escuchar su banda de jazz en directo, catar su colección de absenta, la mayor del Reino Unido, o probar su conocida cockteleria. El tercero en discordia, el "High Five Tokio" ubicado en esta misma ciudad debe su gran proyección a su gran estrella Hidetsugu Ueno y sus originales e inesperados cockteles.

Más curiosidades sobre estos templos de la hostelería, por ejemplo, deciros que tan solo hay dos bares españoles en esta lista, el "Dry Martini" que ocupa la decimocuarta posición, y el "Mutis" en la vigesimonovena. Que en algunos podéis encontrar un pianista en directo los siete días de la semana, como en el "American Bar" del Hotel Savoy de Londres, un jardín propio en el techo del local como en el "Hong Kong Street" de Singapur, conocer la contraseña para poder entrar al local que cambia cada dos semanas como en "The Jerry Thomas Project" de Roma, o como si fueseis espías, acceder al bar a través de  una pared secreta que se oculta en una cabina telefónica situada en el local de perritos calientes contiguo al "PDT" de Nueva York, y si pasáis por Amsterdam quizás el "Door 74" os pase desapercibido porque una puerta sin marcar esconde esta joya que cuenta con 43 asientos que hay que reservar con mucho tiempo.

¡Bares que lugares tan gratos para conversar!

La palabra "bar" proviene del vocablo ingles "bar", que significa "barra" y aparece como referencia escrita ya en 1590. Y precisamente este el elemento más característico de un bar, su barra o mostrador, fiel testigo de conversaciones, almuerzos, confidencias y risas. El sonido de la cafetera a la hora punta, la plancha a toda marcha a media mañana, las tapas recién cocinadas, la caja registradora sonando y como no nuestro camarero, testigo del ir y venir de los clientes y cómplice de muchas de estas "historias de barra".
"Son más que un establecimiento, todo un fenómeno social, un punto de encuentro, un reducto de nuestra cultura y de nuestra forma de entender la vida. Sea en una gran ciudad, en un pueblo o en un barrio, siempre tendremos un bar que servirá de centro social y de reunión".

Y, ¿a quién le debemos tan bendito invento? Pues como pasa con la mayoría de las grandes cosas, su historia se adentra tanto en el tiempo que es difícil precisar su origen. Algunos lo encuentran en las palabras romanas,  "Thermopoilas" y "caoponea", que designaban en primer lugar, establecimientos dónde se vendían bebidas y comida para consumir o para llevar. O dónde el viajero, podía hacer noche, o parar a comer y beber algo con una especie de barra que daba al exterior, lo que podríamos llamar una "taberna romana". Referencias más modernas, son las casas de la cerveza o "Ale House" que en siglo X se citan incluso en decretos reales.  O los "public house" o "pub" de los barrios obreros de la Gran Bretaña del siglo XIX.

En España aunque el término "bar" es el más extendido en la actualidad, tal y como lo popularizaron los colonos ingleses en Norteamérica, antiguamente el vocablo más utilizado era el de taberna.

España y sus bares, todo un fenomeno social.
"Nuestros bares, tabernas, sidrerías, cafés... son verdaderas instituciones. Según un estudio presentado por Coca - Cola en el 2013, por cada 132 habitantes tenemos un bar. La cifra varía hasta los 232 habitantes, tomando como referencia otros estudios como el de la Federación Española de Hostelería y Restauración (FEHR), aún así es una media altísima".


En total casi 200.000 establecimientos repartidos por nuestra geografía, casi nada. Eso sí preguntales a casi dos tercios de los españoles el nombre del camarero del bar que frecuentan, se lo sabrán, pero no intentéis lo mismo con los miembros del actual gobierno, o del anterior, que seguro que el resultado es bien distinto. Pero si es que incluso un 30% le dejaría las llaves de su casa a su camarero habitual.

No es casualidad que el restaurante, más antiguo del mundo esté en España, en Madrid, se llama "Restaurante Botín" y es de 1725. Los bares y restaurantes son parte de nuestra cultura, símbolos de nuestra forma de vida, y no sé si será verdad o no, pero he oído en más una ocasión decir que solo en Madrid hay más bares que en toda Noruega.  Esa tapita a media mañana, la cerveza antes de comer, el café a primera hora, el popular "tardeo" que se está extendiendo por muchas ciudades, eso... no nos lo quita nadie.

Para los que no habéis oído hablar del "tardeo", básicamente lo que está consiguiendo es trasladar la marcha nocturna a la tarde, captando de este modo a un publico diferente, con necesidades y obligaciones distintas. Una forma de revitalizar las zonas comerciales de nuestras ciudades y de diversificar la oferta. Os aseguro que a las 22h estareis recogidos en casa con el puntito exacto como para poder hacer frente a vuestras obligaciones familiares.


Como veis, ni la crisis nos ha impedido dejar de acudir, aunque sea a cambio de reducir la frecuencia con la que lo hacemos. Sin embargo, esa menor frecuencia se ha llevado por delante entre 2008 y 2012 la friolera de 50.000 establecimientos según la Federación Española de Hostelería y Restauración (FEHR), el 25% de los bares que había en España, un 13% de la facturación del sector y 76.000 puestos de trabajo.

Y en cuanto al perfil, ese si que no cambia, pequeños negocios, la mayoría familiares y con menos de diez trabajadores de los que dependen miles de familias en nuestro país. Quiero pensar que todo esto pasará, y dónde cerraron unos, otros volverán a abrir, porque como decía Gabinete Caligari en su canción
¡Bares que lugares tan gratos para conversar, no hay como el calor del amor en un bar! Jefe no se queje y sirva otra copita más, no hay como el calor del amor en un bar.

6 comentarios:

  1. Muy interesante sobre todo para quien se pueda permitir pasarse por eso bares tan famosos. Lo digo por el bolsillo. Interesante entrada. Me gusta lo del "tardeo". está genial. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. El resto de los mortales noc conformaremos con los de toda la vida que no tienen contraseñas, ni puertas falsas pero son la caña, nunca mejor dicho. Un saludo :D

    ResponderEliminar
  3. Ya me dieron ganas de salir a buscar un barcito donde poder disfrutar una buena charla y una cerveza bien helada! Muy buena entrada, súper interesante y amena como siempre. Besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Soledad, como estamos tan lejos tendremos que tomar esa cerveza de forma virtual, a tú salud. Un saludo

      Eliminar
  4. Me parece muy interesante, me encantan los bares y en Alicante y pese a quien le moleste, el tardeo es un buen invento de empresarios y clientes. Muy bueno este post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y bien que lo disfrutamos, amen de que ha revitalizado una zona de la ciudad que languidecia sin remedio, totalmente de acuerdo contigo. Un abrazo :D

      Eliminar

Quiero agradeceros que visitéis mi pequeño rincón. Vuestros comentarios me animan a seguir cada día. Un abrazo :D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips