5/10/13

Solo necesitas 0.01 segundos para sonreír... ¡Aprovecha no tiene contraindicaciones!

Es cierto, nuestro cerebro precisa tan solo de 0.01 segundos para procesar los momentos de felicidad que involuntariamente nos hacen sonreír. Y es algo que aprendemos desde nuestro origen en el útero materno, donde comenzamos a sonreír.
 
La sonrisa es una expresión facial, ligada a nuestra representación de algo tan abstracto como la felicidad. Fisiológicamente hablamos del movimiento de 17 músculos (para arrugar la frente utilizamos cuarentaicuatro), cercanos a los extremos de la boca y de los ojos, pero la trascendencia de este gesto es inconmensurable. Y no entiende de culturas, ni de países, no es adquirida, es una reacción innata ligada a nuestra propia condición humana.
 
"Si alguna vez no recibes la sonrisa esperada, sé generoso y da la tuya. Porque nadie tiene tanta necesidad de una sonrisa, como aquel que no sabe sonreír a los demás" Dalai Lama.
 
Es cierto que aunque relacionemos este gesto con momentos de alegría, ocio, entretenimiento, también denota ansiedad, sarcasmo, vergüenza o nerviosismo.  Pero hoy no... ayer celebramos el Día Mundial de la Sonrisa, como cada primer viernes de octubre desde 1999, y deberíamos mantener su filosofía y recordarlo.


¿Sabéis a quien le debemos la celebración de un día tan maravilloso?, pues a alguien que tiene mucho que ver con esto de la sonrisa, diría que es el creador de la sonrisa más famosa de todos los tiempos, con permiso de Leonardo da Vinci y su "Gioconda", el artista Harvey Ball. ¿Qué no os suena mucho su nombre?, puede ser. Pero si yo os digo "Smiley", seguro que os situáis un poco más. Sí Ball es el creador de esa carita sonriente, que ya todo el mundo conoce porque utiliza un lenguaje universal, el de la sonrisa.

"Smiley" nació en 1963, fue el resultado de una campaña de marketing que inició una empresa resultante de la fusión de dos grandes compañías de seguros. Los despidos generalizados provocaron un pésimo clima laboral. Por ello, se ideó una campaña con normas internas que incluían el sonreír como parte del trabajo, al contestar el teléfono, al tratar con los clientes... El diseño fue encargado a Harvey Ball que tardó diez minutos en dar vida al incombustible “Smiley”.

No fue hasta 1999, cuando se celebró el primer Día Mundial de la Sonrisa. Dos años más tarde, en 2001, fallecía Harvey Ball y se creaba la "Harvey Ball World Smile Fondation" como homenaje a este artista.  Su diseño sido tomado por movimientos musicales, ha sido estampado en sellos, camisetas o cualquier otra superficie imprimible, y en 1982 dio el salto al mundo informático convirtiéndose en un emoticono. El responsable, el ingeniero Scott E. Fahlman que en 1982, propuso a un grupo de físicos con los que habitualmente se mandaba post y mensajes el utilizar :) y :( para expresar los estados de alegría y tristeza. En la actualidad lejos de perder su fuerza, aplicaciones como WhatsApp o las mismas redes sociales han dado a estos emoticonos mayor presencia si cabe en nuestra vida cotidiana.

Pero volviendo al tema que nos ocupa hoy, la sonrisa... ¡Sabed! que no es tán sólo una expresión facial, está comprobado que modifica nuestra expresión, y además hace que nuestro cerebro produzca endorfinas que generan bienestar al reducir la sensación de dolor y de ansiedad. De hecho la risa se ha convertido en toda un terapia alternativa al uso.

¿Todas las sonrisas son iguales?, no todas. La genuina se conoce con el término de "Sonrisa Duchenne", esa sonrisa involuntaria que ilumina nuestro rostro cuando algo nos produce una emoción positiva. Dura apenas unos segundos, pero son suficientes para crear un momento de confianza y buena predisposición hacia la persona que tenemos delante.  También está la llamada "Sonrisa Profesional" que refleja un acto de cortesía, y que en algunos casos enmascara sentimientos ajenos al acto en si de sonreír. Podréis detectarla enseguida porque no habrá relación entre lo que nuestro rostro expresa, y lo que nuestros ojos dicen, sí los ojos también sonríen. Y ya para rizar el rizo, podríamos citar la "Sonrisa Sardónica", aunque ésta es más bien una mueca, producida por la contracción de los músculos de la cara debida al tétanos o una intoxicación con estricnina.

Un grupo de investigadores canarios, de la Universidad de la Laguna ha estudiado como la sonrisa puede llegar a condicionar nuestro reconocimiento de determinadas expresiones, asociándolas directamente con estados alegres aunque en realidad no lo sean. Y es que la sonrisa tiene una capacidad de atracción tan fuerte, que captura nuestra atención cuando procesamos una cara, domina el inicio de ese proceso produciendo actividad eléctrica en el cerebro y nos lleva a categorizar esa expresión como alegre aunque no lo sea.

Un consejo, mirad también a los ojos, porque eso será lo único que os libere del poderoso influjo de la SONRISA...

Para terminar voy a compartir con vosotros un extracto de uno de los primeros post que escribí para el blog, ¡Sonría por favor! . Algunos ya lo conoceréis, para el resto espero que os guste:
 
"¡Sonría, por favor!. Así comenzaba el manual de televenta que me dieron en una empresa de seguros en la que trabajé unos meses. Ya iréis viendo, pero variedad de trabajos y de aficiones he tenido y tengo. Por tener, hasta el carné de árbitro de fútbol sala me saque..., pero esa es otra historia que ya contaremos.

Ahora me tenéis, muchos años atrás, sentada frente a un teléfono con mi manual de teleoperadora delante y sonriendo antes de empezar a marcar… ¿Ridículo?, ¿necesario?, si por teléfono no me ven. Pues tengo que deciros, que lo que por aquel entonces me pareció una tontería, hoy os digo que es uno de los mejores consejos que me han dado.
 
...la sonrisa sincera es un gesto que trasmite una actitud positiva, incluso por teléfono, es totalmente gratuito y reconforta… y mucho al que lo recibe. ¡No escatiméis y a sonreír!. Yo os aseguro que lo he hecho mientras escribía."

4 comentarios:

  1. Buenísima entrada. Me convenciste...no era de sonrisa fácil!! =D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y que no falte nunca, una brazo Soledad :)

      Eliminar
    2. me gusto...jajaj y para añadir un toque de humor SONRIA POR FAVOR...eso si lavese los dientes..Un beso Cris

      Eliminar
    3. :D MUY BUENO. Un gran abrazo, siempre positiva y con esa alegría.

      Eliminar

Quiero agradeceros que visitéis mi pequeño rincón. Vuestros comentarios me animan a seguir cada día. Un abrazo :D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips