16/9/13

Biografía: Hildegart y Aurora Rodríguez, locura y muerte de una obsesión.

Hildegart y Aurora Rodríguez

No sé si a muchos os sonarán los nombres de Aurora y Hildegart Rodríguez Carballeira. Yo conocí a la protagonista de la biografía de hoy en la serie sobre "Historias de Mujeres" que publicó Rosa Montero hace años, y su historia me conmovió mucho. Sé que son hechos verídicos, pero su vida más bien parece sacada del guión de una película... la historia de un gran talento, pero también de la más oscura y cruel opresión, obsesión, locura y muerte. Como siempre la realidad supera a la ficción, y en este caso con creces.


El "plan B" de Aurora Rodríguez.


Pero empecemos por el principio, Aurora Rodríguez Carballeira nació en Ferrol. Su año de nacimiento es discutido algunos autores la sitúan en 1879, otros en 1880, 1882 e incluso en 1890. Fue la tercera hija de un abogado, un tanto excéntrico, del que no recibió una educación convencional, no asistió al colegio, salvo en sus primeros años. Cuando éste falleció, Aurora devoró la extensa biblioteca de su padre llena de textos marxistas y de socialistas utópicos. El preconizaba la necesidad de crear un orden social nuevo que liberase a la humanidad, idea que Aurora asumió como un proyecto vital propio al que consagrar su vida. En esta labor de mesías de la humanidad, primero lo intentó con su sobrino, el famoso "Pepito Arriola", conocido como el "Mozart español", al que instruyó en muchas facetas pero sobre todo en el terreno musical para el que parecía estar muy dotado. Se convirtió en un niño prodigio famoso, pero su madre se lo llevó con ella a París, dónde languideció lejos de Aurora, pero recuperó su vida. Hablaba de la partida de su sobrino en los siguientes términos, más propios de una película de terror y posesión espiritual... 
"Sentí cómo mi alma se iba con el niño y cómo modelaba el alma de éste", Aurora Rodríguez. 

Hildegart y Aurora Rodríguez
Aurora tenía una personalidad muy fuerte, violenta, rebelde y solitaria, alardeaba de que nadie había conseguido doblegarla nunca, ni con castigos, ni con halagos. Idolatraba a su padre y detestaba a su madre. De hecho, para ella las mujeres representaban seres débiles y despreciables, y en no pocas ocasiones afirmó que su espíritu era el de un hombre.

Sin su sobrino, Aurora trazó un "Plan B" para continuar su redención de la humanidad. Traería al mundo a una niña, que instruiría para convertirla en la redentora de los hombres. Para ello eligió a un "colaborador fisiológico" como más tarde lo describió en el juicio, Alberto Pallás, un aventurero, abierto, simpático y culto. Tenía 35 años y era un hombre alto, fuerte y guapo. Cuando estuvo segura de haberse quedado embarazada, dejó Ferrol y se trasladó a Madrid al barrio de la Guindalera.


Allí nació una niña llamada Hildegart Leocadia Goergina Hermenegilda María del Pilar Rodríguez Carballeria, aunque siempre utilizó su primer nombre que Aurora traducía como "Jardín de Sabiduría" en alemán. Hasta los cuatro años, la niña tuvo contacto con su padre, luego Aurora le prohibió sus visitas temerosa de su creciente apego e influencia. La instrucción de Hildegart era férrea y obsesiva, día y noche, sin descanso. 

...A los 22 meses leía perfectamente, a los tres redactaba cartas con asombrosa maestría, a los cuatro ya estaba titulada en mecanografía por la casa Underwood, y a los ocho hablaba y escribía en cuatro idiomas. Estudiaba desde muy pequeña materias tan variadas como literatura, filosofía y educación sexual. 

...A los trece finalizó el bachillerato y a los 17 se licenció en derecho, pero como era menor de edad para ejercer comenzó a estudiar la carrera de medicina.

...A los 14 años ingresó en las Juventudes Socialistas y en la UGT, y comenzó a escribir artículos para "El Socialista". 

...A los tres meses de su ingreso ya era la vicepresidenta de las juventudes y daba conferencias y mítines con soltura. Este talento prodigioso llamó la atención de múltiples personalidades como Gregorio Marañón, Havellock Ellis, Ortega y Gasset, Victoria Kent, Clara Campoamor o H.G. Wells, con el que mantenía correspondencia con asiduidad. Éste último le propuso viajar a Inglaterra para continuar con su carrera. Proposición que desencadenaría el trágico final, que se venía gestando sobre Hildegart, pero no adelantemos acontecimientos.


Teníamos a Hildegart, publicando,  estudiando y en continuo crecimiento intelectual. Fundó la Liga de la Reforma Sexual, publicó dos libros y traspasó nuestras fronteras. Sin embargo, comenzó a cuestionar pilares que para su madre Aurora eran la piedra angular de su proyecto vital. Comenzó por cuestionar el socialismo en sí, con el artículo "¿Se equivoco Marx?", y otros que siguieron en "La Tierra" lo que le valieron críticas, anónimos amenazantes y su expulsión del partido. Se afilió entonces al Partido Federal y continuó con su labor política. Algunos dicen que comenzó una relación con el socialista Abel Vilella integrante del partido, aunque nunca sabremos si fue cierto. Fue en esa misma época, con su paranoia habitual, en la que su madre Aurora, compró un arma para proteger a su hija.

Lo que si sabemos es que Hildegart axfisiada por su madre y harta de su control decidió aceptar la invitación de H.G. Welles para ir a Londrés, y así se lo comunicó a Aurora. En muchas ocasiones Hildegart había intentado separarse de ella, pero siempre le habían frenado las amenazas de suicidio de Aurora, pero esta vez estaba determinada a partir. Años después del juicio, la criada confeso que los días antes del trágico suceso, Aurora tuvo a Hildegart retenida, le prohibió la correspondencia, le cortó el teléfono y la confinó en su habitación. El día que confesó a su madre su decisión de marcharse, estuvieron discutiendo más de diez horas en un intento desesperado por convencer y doblegar una vez más la voluntad de Hildegart.


La obra sublime de Aurora...

Así llegó la madrugada del 9 de junio de 1933 en la que Aurora veló durante toda la noche el sueño de su hija y al despuntar el sol le disparó cuatro tiros, tres días antes de su partida a Inglaterra... de su liberación.


En su locura, Aurora no podía consentir que su creación la abandonase. Y como ella fríamente dijo... "el escultor, tras descubrir la mínima imperfección en su obra, la destruye". El asesinato había sido "una obra sublime" diría.


"Es mucho más penoso matar a una hija que parirla; de parir son capaces todas las mujeres, de matar a sus hijos, no", Aurora Rodríguez.

En el juicio aunque la defensa alegó un clara paranoia, Aurora fue declarada en plenas facultades mentales y como tal condenada a 26 años de prisión. Durante un tiempo se pensó que se había beneficiado de la excarcelación de 1936, pero más tarde se supo que tan sólo dos años después de ingresar en prisión fue trasladada al manicomio de Ciempozuelos. Fue allí, dónde en 1977, el psicólogo Alejandro Céspedes encontró su ficha policial e historial médico. Material con el que más tarde José Manuel Fajardo publicó un articulo en "Cambio 16" sobre Aurora, recogió además aportaciones de Eduardo Guzman que conoció a Aurora y de Fernando Arrabal que había escrito sobre ella.

Aurora permaneció ingresada en el manicomio hasta su muerte de cáncer en 1955, y su entierro en una fosa común. A su llegada al centro conservaba su altanería, orgullo y despotismo, pero lentamente se fue apagando y consumiendo. Dejo de hablar y pasaba el día llorando, su único anhelo era morir fuera del manicomio, incluso en sus últimos cinco años no quiso visitar a los psiquiatras. En la cárcel, era una hacedora y visionaria con una obra sublime por cumplir, pero en el centro psiquiátrico tan sólo era una loca más despojada de su aura de mesías.

Una madre sádica, una madre muerte que mucho antes de esa fatídica madrugada ya le había quitado la vida a su hija, sometiéndola a un lento y silencioso tormento. En su demencia incluso afirmo que Hildegart, al final, renunció a su partida y le dijo... "Tú que me creaste destrúyeme, debes castigarme severamente".

Me quedo con unas palabras de Hildegart que ilustran sus 18 años de tortura, obsesiones y muerte...

 "No he tenido infancia. La necesité íntegra para estudiar sin descanso de día y de noche", Hildegart Rodríguez

Al leerlas me imagino a esa niña sentada en su ático estudiando y siguiendo los dictados de su madre, día tras día, sin descanso y sin esperanza. Leyendo acerca de la libertad y recluida en una cárcel sin rejas.

14 comentarios:

  1. José Manuel Fajardo16 de septiembre de 2013, 4:28

    Agradezco mucho su referencia al artículo que publiqué en la revista Cambio 16 sobre la vida de Aurora Rodríguez en el manicomio, pero creo necesario precisar que yo me limité a recoger el hallazgo documental del que me informó Alejandro Céspedes. Yo no hallé el historial médico de Ciempozuelos (me hubiera gustado, pero no fui yo), lo que hice fue incorporarlo a mi trabajo y convocar en una misma mesa a Eduardo Guzmán, que había conocido a Aurora Rodríguez cuando su juicio, Fernando Arrabal, que escribió sobre ella, y Alejandro Céspedes, que disponía de la nueva información sobre la segunda vida de Aurora. Fue una experiencia inolvidable, pero no quiero arrogarme méritos que no son míos. Un saludo. José Manuel Fajardo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la precisión Jose Manuel, lo modificaré para que se entienda así. Me parece increíble rcibir tu mensaje, es una historia que siempre me llamó mucho la tención y la pudiste vivir muy de cerca. ¡Mli gracias por la aclaración!. Un saludo

      Eliminar
  2. De nada, Cristina. Gracias a ti por recordar esa historia que, de una manera terrible, tiene mucho de ejemplar sobre las paradojas de la modernidad. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy me has hecho una gran regalo, para mi es un honor contar con tus comentarios. La historia está viva y nosotros la vamos reescribiendo mientras la recordamos, Un fuerte abrazo, José Manuel

      Eliminar
  3. Que increíble historia de locura y desamparo! Pobre niña, creada para satisfacer las enfermizas expectativas de su madre, si así se le puede denominar.. Muchas gracias por compartirla, y que genial el regalo que recibiste amiga! Un abrazo .

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias Soledad, la verdad es que ha sido un día muy especial y todo un regalo, un abrazo :)

    ResponderEliminar
  5. Por estos casos se dice que la realidad supera a la ficción, sería un excelente guión. Pero, ¡qué vida le dio a su propia hija! No conocía esta historia, gracias por este estupendo aporte. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De la crónica negra de España sale esta tremenda historia, sobrecogedora, un abrazo Ainhoa

      Eliminar
  6. ni el padre era abogado.. y mucho menos ella tenía 14 años cuando muere el padre... era bien talludita y ya pasaba de los treinta y

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En una cosa te doy la razón a medias, pero en otra no. No sé porque puse 14 años, porque la referencia más fiable que encontré en "La mujer de letras o la letra-herida" citaba 21 años. Sin embargo teniendo en cuenta que no hay unanimidad sobre su fecha de nacimiento, con una diferencia de hasta 11 años en las referencias que se dan de la misma, puede darse el caso de que aparezcan diferencias en cuanto a los años que ella tenía cuando murió su padre. De veintiuno a treinta y... como señalas. Ahora bien, su padre sí era abogado y reconocido en sus círculos. Un saludo.

      Eliminar
  7. Me parece a mí que las cualidades de esta chica están exageradas por muy superdotada que fuese, solo ha quedado decir que nació hablando con la madre el día del parto. Detras de la madre hay tambien mucha leyenda: una tia fea que logra conquistar a un guapo, se porpone tener una hija y la tiene, y se propone que sea un portento y lo consegui. Chica, pues podría haber pedido más. No era más que una loca y la chica una superdotada con cualidades exageradas por la leyenda (ni Einstein ni Stephen Hawkin)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás si no hubiesen entrado en la crónica de nuestro país su historia nos habría llegado de otra manera. Pero desgraciadamente ambas cosas se mezclaron. Un saludo :D

      Eliminar
  8. hola, este es el libro que se publicó al aparecer el expediente "por casualidad". Un libro de dudosa intención, ya te diré más adelante....saludo

    ResponderEliminar
  9. Perdón, no puedo incluir imagen. "Manuscrito encontrado en Ciempozuelos". Hasta el título y portada son una burla macabra. Claro que el autor es un supuesto siquiatra....como para invitarlo a merendar...Saludos

    ResponderEliminar

Quiero agradeceros que visitéis mi pequeño rincón. Vuestros comentarios me animan a seguir cada día. Un abrazo :D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips