26/8/13

Cocinando con... Cristóbal Colón y los tesoros que llegaron de América.


"Quiero ir a las Indias por el oeste, porque la tierra es redonda" Cristóbal Colón.

Hay avances que se integran de tal manera en nuestras vidas que parecen que siempre hayan estado ahí, y nada más lejos de la realidad. De hecho, lo que nos trae hoy aquí es un claro ejemplo de ello. ¿Qué sería de la cocina mediterránea, de la cocina francesa o de la italiana sin los alimentos de los que hablaremos hoy? Y no hablaríamos de ellos, ni podríamos disfrutarlos en nuestros platos, si un intrépido genovés no se hubiese embarcado rumbo a las Indias Orientales hace más de cinco siglos.

Cristóbal Colón nació en Génova, o al menos esa es la versión más aceptada, porque poco se sabe de su origen realmente. Hay muchas hipótesis sobre su procedencia, gallega, portuguesa, andaluza, balear, etc. La más aceptada es que nació en Savona, en Génova. Hijo de Doménico Colombo, maestro tejedor y comerciante, y de Susana Fontanarrosa, con cinco hermanos.

Fue marinero desde muy joven y algunos incluso lo describen como un corsario. Trabajo para Italia en varios buques y tras el ataque sufrido por su barco a manos de piratas franceses alcanzó la costa de Portugal. Allí residía con su hermano dibujando mapas hasta  que los Reyes Católicos financiaron la primera expedición a las Indias Orientales, en la que Colón se embarcó sin saber que lo que encontraría iba a ser América. Dicha expedición había sido rechazada por varios monarcas y pese a que consiguió el apoyo de Isabel la Católica y Fernando de Aragón, tuvo que esperar años hasta que el viaje se hizo realidad. Así el 3 de agosto de 1492 "La Pinta", "La Niña" y la "Santa María" partieron del puerto de Palos de la Frontera rumbo a las Indias. El 12 de octubre llegaron a la isla de "Guanahanni", actualmente las Bahamas y después a "La Española" actualmente Santo Domingo.

No llegó a las Indias Orientales, pues sin saberlo había encontrado América, pero son otros los logros de este marino los que le hacen el protagonista de "Cocinando con...". Pues, dicen que en una dieta equilibrada no deben faltar alimentos con colores variados, y Cristóbal Colón tintó nuestros platos de rojo, verde intenso, dorado, marrón...


Fueron cuatro los viajes que hizo a América, durante 11 años, y en todos ellos llegaron a España estos grandes tesoros, los más conocidos: la patata, el tomate, el pimiento, el maíz, el cacao, la calabaza, el calabacín, las judías, las semillas de girasol, el tabaco, el cacahuete, la batata, el boniato, el pavo, la vainilla, el aguacate, la piña, la chirimoya....

Aunque también se introdujeron productos y especies  en el nuevo continente; llevamos en nuestros barcos: vacas, caballos, ovejas, cerdos, gallinas, cebollas, plátanos, canela, pimienta, clavo, anís, té, uvas, cítricos como las naranjas, limones o pomelos (llegados a Europa desde China) y también el café, aunque fue llevado por los portugueses.

Un intercambio gastronómico, en otras facetas no ahondaremos, para el que hace unos años la Real Academia Española de Gastronomía y la Academia Iberoamericana de Gastronomía prepararon una lista de los alimentos más importantes que fueron y vinieron de América, y sobre su base hicieron una exposición itinerante.

Sólo con que eliminásemos algunos de ellos desaparecerían de nuestra cultura gastronómica platos como el gazpacho andaluz, la fabada, la tortilla de patata, los pimientos de Padrón, y placeres tan mundanos como una tacita de chocolate con churros o unas patatas fritas con un poquito de mahonesa. Yo me quedo con esta gran fusión gastronómica lograda a lo largo de todo este tiempo, que forma parte de nuestra vida y cultura, y que nos une más si cabe.

Y para finalizar que mejor que compartir una receta inspirada en uno de estos grandes tesoros que recibimos de América. Y en esto, no me he podido resistir al chocolate, uno de los grandes placeres de esta vida, y del que me declaro seguidora incondicional.

 
Mousse de chocolate negro

Ingredientes (6 personas):
200 gr. de chocolate sin leche (70% de cacao)
1 dl. de leche
3 yemas de huevos
4 claras de huevo
3 cucharadas soperas de azúcar molida
75 gr. de mantequilla  

Tiempo: Para su preparación 30 minutos más 15 minutos de cocción.

Preparación:
Poner en un cazo el chocolate partido en trozos con la leche, al baño María, moviéndolo sin dejarlo hervir, hasta que esté derretido. Retirar del fuego e incorporar en trozos pequeños la mantequilla.
Separar las claras de las yemas. Mezclar las yemas en una ensaladera con el azúcar y batir bien hasta que quede espumoso. Añadir el chocolate, remover muy bien y dejar enfriar.
Batir las claras a punto de nieve muy firme con un pellizquito de sal.
Una vez enfriada la crema de chocolate, incorporar las claras muy suavemente, cuidando que adquieran un tono uniforme. Poner la mousse en una ensaladera de cristal y meter en la nevera, por lo menos tres horas antes de servir.

6 comentarios:

  1. bendito descubrimiento, que buena pinta!

    www.lessismoreblog.com

    ResponderEliminar
  2. Que buenisimo post!!! te felicito saludos :)

    ResponderEliminar
  3. Tiene muy buena pinta, q ver si me animo a hacerla!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo las he hecho con el chocolate de postres de Nestle y quedan perfectas, solo aptas para muy golosos y amantes del chocolate, Un saludo

      Eliminar

Quiero agradeceros que visitéis mi pequeño rincón. Vuestros comentarios me animan a seguir cada día. Un abrazo :D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips