7/8/13

¿Jóven o Vieja?, ¿cuál ves tú?.

¡Vamos a hacer un sencillo ejercicio!, me gustaria que miraseis atentos a la imagen que aparece a continuación... ¿qué es lo véis?, ¿a una mujer mayor?, ¿a una jóven de perfil?, ¿véis las dos figuras?, ¿únicamente una?.


- Para los que solo veis a la mujer joven, ¡fijaos!... el collar de la chica es la boca de la mujer, su oreja el ojo, su nariz una pequeña verruga....

- Para los que solo veis a la mujer mayor, ¡fijaos!...tenéis que tapar el ojo de la mujer y enseguida veréis a una mujer joven de perfil, la nariz de la mujer mayor es su barbilla, la pequeña verruga su nariz y la boca una gargantilla que lleva al cuello.

Las dos figuras están ahí, lo que cambia es la forma en la que cada uno percibe la imagen. En los talleres comunicación que imparto, me centro mucho en este aspecto porque puede llegar a suponer una verdadera barrera para entendernos con los demás. Vamos a analizar aquí cuál es el proceso mediante el que percibimos nuestro entorno, para entender porque a veces nos cuesta tanto entendernos con otras personas.

¿Os ha pasado alguna vez que pensáis compraros un ordenador, impresora, electrodoméstico... y parece que toda la publicidad que os llega a casa es sobre eso?. O estando embarazadas (los hombres claro está que no) no parabáis de cruzaros con mujeres embarazadas por todas partes. O jugar en los viajes en coche a contar vehículos rojos, y aparecer de repente por todas partes coches de ese color. Si os digo que no penséis en un elefante azul, ¿en qué pensais?. ¿Es qué esa publicidad no estaba antes ahí?, ¿o esos coches rojos?, ¿o esas mujeres embarazadas?.
 

La respuesta es muy sencilla, todo estaba ahí pero nosotros no le prestábamos atención. Nuestro cerebro recibe diariamente millones de estímulos diferentes, estos nos llegan a través de los sentidos vista, olfato, tacto, oído y gusto, y a partir de ellos construimos una representación interna de la realidad que nos rodea. Ante la incapacidad de asimilar toda esa cantidad de información que nos llevaría a una sobrecarga, lo que hacemos es filtrar, seleccionar. O lo que lo mismo procesamos lo que llega a nosotros, recuperamos los objetos, sensaciones y situaciones, agrupamos fragmentos y generamos nuestra experiencia total sobre lo que nos sucede dándole un significado y un orden.

Además es importante señalar que la percepción siempre es subjetiva, pues las reacciones ante los mismos estímulos varían de una persona a otra. Es selectiva ya que esta subjetividad hace que cada individuo tenga un mapa perceptual diferente. Y es a corto plazo ya que la forma en la que percibimos las cosas varia en función de cómo evolucionamos como personas, nuestras experiencias, motivaciones o necesidades.

El proceso por el que pasamos sería...

... Atención selectiva, ¿y en base a qué filtramos toda la información que llega a nosotros?, en gran parte en base a nuestras caracteristicas personales, pero sobre todo, en base a nuestro interés, necesidades o motivaciones. Es sencillo, nos llama la atención aquello que por la razón que sea, nos resulta de alguna utilidad.

...Y cuando ya hemos seleccionado la información o estímulos que dejaremos pasar, se produce una distorsión selectiva. ¡Ojo a esto!, lo que estamos viendo  es que la  neutralidad no existe, todo aquello que interiorizamos lo distorsionamos en base a nuestras creencias y experiencias, tanto positivas como negativas, siendo éstas últimas verdaderos condicionantes de la realidad. Siguiendo con el ejemplo que pusimos de la compra de la impresora, seria aquella persona que cuando acude a la tienda entra pensando en una marca concreta. Pongamos que es la marca Epson, porque un compañero del trabajo se la ha recomendado. Cuando el dependiente le ofrece otra marca, se produce un rechazo inmediato, sin que el  dependiente llegue a entenderlo. Ahora que si fuese buen vendedor indagaría y averiguaría el porque de ese rechazo. Quizás se de cuenta de que esa persona distorsiona la realidad y busca una EPSON porque su prescriptor le ha hablado muy bien de su definición para imprimir imágenes, aunque en realidad sólo necesita imprimir texto.

...Si todo quedase ahí, el vendedor averiguaría esta información y podría aconsejar al cliente y ofrecerle lo que más le conviene. Pero falta una última etapa de retención selectiva. O lo que es lo mismo, después de haber filtrado la información en base a lo que nos interesa y de haber distorsionado la realidad a nuestra manera, vamos un paso más allá quedándonos con aquello que queremos y obviando el resto. Solo así se explica que el hombre sea el único animal que tropieza una y dos veces en la misma piedra, o que dé segundas oportunidades partiendo de la misma situación y de las mismas premisas, cuando la primera vez ya resultaron desastrosas. Nos pasa a todos, hay vivencias negativas en las que enterramos los malos ratos y nos quedamos con lo positivo que hayamos podido sacar, o al revés malas experiencias que nos impiden ver aspectos positivos que las han acompañado.

Si todo lo visto, sirviese de aprendizaje, nos ayudaría a mejorar y a reaccionar mejor ante los mismos obstáculos o situaciones. Pero muchas veces esto no ocurre, y las buenas lecciones quedan enterradas en algún rincón de nuestro cerebro. Así que no nos extrañemos si ante la misma situación se dan diferentes versiones, o si no logramos ponernos de acuerdo en algo que para nosotros es claro como la luz del día. Seamos más comprensivos y parémonos a pensar que algún duendecillo está trabajando dentro de nuestro cerebro, o en él de la persona con la que intentamos entendernos, colocando y descolocando todo a su antojo.


¡Un saludo y hasta mañana!.


4 comentarios:

  1. Muy interesante Cristina, la verdad es que es cierto que cada cual ve el mundo según el cristal a través del que lo mira, cada persona es un mundo y por lo tanto hay muchos mundos casi insondables, gracias, bonito e interesante, un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pocas veces tenemos la capacidad empatica como para ponernos en el lugar de los demás, y tratar de ver las cosas como ellos las ven para entendernos. Por lo general, nos quedamos con nuestra visión de todo, como si fuese la única, que por otra parte es inevitable que la tengamos. Lo ideal sería que lograsemos encontrar un termino medio. Un abrazo y gracias por tu comentario.

      Eliminar
  2. yo veo una vieja y un leon, pero no logro ver la mujer joven

    ResponderEliminar

Quiero agradeceros que visitéis mi pequeño rincón. Vuestros comentarios me animan a seguir cada día. Un abrazo :D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips