5/8/13

Solución al "Personaje Destacado" de Agosto, Albert Einstein.

La solución al "Personaje Destacado de Mujerdespuesdelos40"... no podía ser otro que D. Albert Einstein, y como lo habéis adivinado muchos, os prometo que el próximo será un poco más difícil. ¡Repasasemos las pistas!:


1. Nació en Alemania en la ciudad de Ulh en 1879, cuentan que fue un niño taciturno y que tardó mucho en hablar. Sus familiares relatan que no es que no tuviese capacidad para hablar sino que parecía no estar interesado en hacerlo. 

Además como manía repetía las frases que decía murmurando y no tuvo cierta fluidez verbal hasta los nueve años. De esa época son algunas de sus anécdotas más conocidas, como cuando al ver a su hermana Maja recién nacida, esperando poder jugar con ella preguntó, “Sí bien, ¿pero dónde están las ruedas?”. O como se quedo fascinado con una brújula que su padre le regalo a los cinco años, por el hecho de que la aguja siempre se dirigiese hacia el norte, fue su más preciado tesoro. Su niñera lo apodaba “Padre Aburrimiento” y siempre rehuyó cualquier tipo de pelea o confrontación con otros niños salvo cuando le dejaban actuar como árbitro en las contiendas.

2. Se dice de él que fue un mal estudiante, pero eso forma parte de la leyenda exagerada de este personaje, porque…  

...a los siete años ya empezó a mostrarse como una promesa, despuntaba en algunas materias como las matemáticas y fue en más de una ocasión el número 1 de su clase. Dirá su hermana que a veces no parecía especialmente talentoso porque meditaba mucho las cosas y no era rápido,  pero si muy fiable y perseverante

3. Suspendió en las pruebas de acceso a la Escuela Politécnica.  

Obtuvo las peores notas en materias generales, y sin embargo, sobresalió en matemáticas y física. Más tarde si consiguió entrar y estudiar en esa escuela de Suiza.

4. En 1905, con tan solo 26 años, publicaba su famoso artículo “Sobre la electrodinámica y los cuerpos en movimiento”.  

Con ese artículo Einstein cuestionaba más de 300 años de física newtoniana al plantear sus dudas acerca de la relatividad especial, preocupado por una anomalía en las explicaciones de los motores y las dínamos, llegando a sus conclusiones sin ninguna referencia, a través del pensamiento puro, por su propio esfuerzo.

5. Tuvo diferentes trabajos, por ejemplo, como un precario profesor de matemáticas en la escuela de secundaria de Winterthur, asociado de la Universidad o empleado de la oficina de patentes.  

Consiguió el puesto de profesor asociado de la Universidad de Zurich gracias a que un amigo renunció en su favor aduciendo que sus conocimientos no resistirían ni la más leve comparación con el genio de Einstein. Como examinador de patentes en Berna, contaba que sentado en su mesa de trabajo… “he tenido el pensamiento más feliz de mi vida. Si una persona cae libremente no sentirá su propio peso”; un pensamiento que cambió los cimientos de la física.

6. Su hijo mayor no hablaba nunca de su padre y siempre recordaba como su madre Mileva siempre dijo que Einstein era una buena niñera pero no un padre. 

Muchos le describen como un hombre excesivamente solitario, independiente y “miope sentimental” que no sentía especial interés por las relaciones personales. De hecho las relaciones con sus hijos no fueron buenas, el mayor se distanció de él tras el divorcio de sus padres y el pequeño Eduard acabo recluido en una clínica psiquiátrica, pagada por su padre, pero del no recibió ninguna visita. El mismo en una de sus cartas comentó, “…Me siento incómodo con la palabra nosotros. Ningún hombre está completamente compenetrado con otro… Lo mejor que se puede esperar de un hombre como yo es que no puede ser más que yo”.

7. En diciembre de 1932, viajó de nuevo, con su segunda esposa, a los Estados Unidos. Una visita que era temporal, que se convirtió en definitiva

Nunca regresaron a Alemania, cuentan que al emprender el viaje, miró a su esposa y le dijo… “Date la vuelta. Nunca lo volverás a ver”. Los nazis llegaron al poder en 1933 y Hitler fue nombrado Canciller. La casa de Einstein fue registrada con la excusa de que buscaban armas escondidas por los comunistas y este presentó su dimisión en la Academia.

8. Se casó por segunda vez con su prima Elsa en 1919 que también se había casado muy joven con un comerciante textil.  

Dicen que más que una esposa para Einstein fue como una segunda madre, organizando su día a día y protegiéndolo de la fama y de sus seguidores que lo reclamaban. Elsa murió en diciembre de 1936 y Einstein no guardó los siete días de luto y se refugió en su trabajo. A los pocos días dijo a un amigo, “…hiberno como un oso en una cueva, y mis maneras de oso se acentúan aún más por la muerte de mi compañera, que estaba más ligada a los seres humanos que yo”.

9. Moribundo, rechazó una operación de urgencia porque era de mal gusto prolongar la vida más allá de su ciclo vital natural y pidió material en un último intento de ponerse a trabajar.  

Pese a renegar de su padre durante toda su vida, los que conocieron a Hans Albert Einstein cuentan que tenía muchas cosas en común con su padre, incluso tal y como hizo él se negó a que lo mantuvieran con vida artificialmente , le parecía indigno.

10. Tuvo una hija ilegitima a parte de sus hijos reconocidos, a la que ignoró y ni siquiera quiso conocer.  

A finales de 1902, Mileva la que luego sería su primera esposa dio a luz a una niña a la que llamaron Lieserl. Su existencia se mantuvo oculta hasta 1987, pero aún es mayor misterio su desaparición, no se sabe lo que fue de ella ni cuál fue su destino. Puede ser que hoy siga viva. 



11. Cuando recibió su reconocimiento de mayor renombre, donó todo el dinero del premio a su primera mujer, pese a llevar ya muchos años separado de ella.  

Hablamos del premio Nobel de Física que recibió en noviembre de 1922. Su primera esposa fue Mileva Maric y estuvo casado con ella de 1903 a 1919. Se divorciaron justo el año en el que Einstein alcanzaría la fama, una relación que en sus últimos años coincidió con la aventura que el físico mantenía con su prima Elsa. Este divorcio que causó un impacto muy grande en el hijo mayor de Einstein, Hans Albert, que nunca quiso saber  de su padre.

12. Dicen de él que era tan irónico y burlón que en las conversaciones con sus amigos, éstos no sabían si reír con él u ofenderse por sus ocurrencias. Cuentan que con frecuencia sacaba la lengua a los periodistas cuando le entrevistaban y solía pasear sin calcetines.  

Un ejemplo de su peculiar sentido del humor,  es la reunión social en la que coincidió con Marilyn Monroe, ella le dijo sonriendo: “Qué dice profesor, deberíamos casarnos y tener un hijo juntos. ¿Se imagina un bebe con mi belleza y su inteligencia?”. Einstein muy serio le contestó: “Desafortunadamente temo que el experimento salga a la inversa y terminemos con un hijo con mi belleza y su inteligencia”. Los asistentes no supieron cómo reaccionar ante el silencio que se hizo ante su respuesta.

13. No tuvo una única nacionalidad, sino tres.  

La nacionalidad alemana, suiza y estadounidense. Cuentan que ante una pregunta de un periodista Einstein respondió: “Si mis teorías hubieran resultado falsas, los estadounidenses dirían que yo era un físico suizo; los suizos, que era un científico alemán; y los alemanes que era un astrónomo judío”.

14. En la época en la era solicitado por numerosas universidades para dar conferencias, en los años 20s, en una de ellas fue su chofer quien impartió por él la conferencia.  

La historia parece ser que fue así, tras una conversación con su chofer en la que Einstein se quejaba de lo aburrido que era repetir lo mismo siempre, el chofer se ofreció a dar la conferencia por él ya que se la sabía de memoria de tanto oírla. Intercambiaron sus ropas, Einstein se puso al volante, y como lo conocían, nadie se dio cuenta de la farsa.

Al finalizar la conferencia, y ante la pregunta de un asistente el chofer contestó  con mucho ingenio: "La pregunta que me hace es tan sencilla que dejaré a mi chofer, que se encuentra al final de la sala, se la responda". Y Einstein contestó salvando la situación.

15. Una de sus frases más conocida es “Dios no juega a los dados”. 

Y sí esta os suena seguro que éstas otras os son también muy familiares:

“Todos somos muy ignorantes. Lo que ocurre es que no todos ignoramos las mismas cosas”.

“Hay dos cosas infinitas: el Universo y la estupidez humana. Y del Universo no estoy seguro”.

“Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”.

“La vida es muy peligrosa. No por las personas que hacen el mal, sino por las que se sientan a ver lo que pasa”.

“En los momentos de crisis, sólo la imaginación es más importante que el conocimiento”.

Albert Einstein, el científico más importante del siglo XX, que publicó su teoría de la relatividad especial que reformuló por completo el concepto de la gravedad con tan sólo 26 años, que dedujo la ecuación de la física más popular. Y que fue un gran pacifista comprometido, aunque sus contribuciones a la física fuesen aplicadas después en la creación de la bomba atómica. Idolatrado por la prensa, por la comunidad científica y con una gran legión de seguidores fieles fue también un hombre solitario, independiente y ajeno a la condición humana a la que tanto contribuyó. Finalizo con una reveladora confesión y declaración de principios, del bautizado como “personaje del siglo XX”…

“nunca he pertenecido con gusto a ningún país o estado, a mi círculo de amistades, ni siquiera a mi propia familia (…) y el deseo de encerrarme en mí mismo crece con los años. Un aislamiento semejante a veces es duro, pero no lamento vivir al margen de la comprensión y simpatía de otros hombres. Estoy seguro de perder algo con ello, pero me compensa mi independencia de costumbres; opiniones y prejuicios de los demás, y no siento la tentación de abandonar mi paz espiritual por unos fundamentos tan quebradizos.

2 comentarios:

  1. Hay una frase que me encanta:

    "Los grandes espíritus siempre han tenido que luchar contra la oposición feroz de mentes mediocres". Lástima que hoy por hoy hayan muy pocos científicos como él.

    Besitos

    www.sweetfreckles.blogspot.com.es

    ResponderEliminar

Quiero agradeceros que visitéis mi pequeño rincón. Vuestros comentarios me animan a seguir cada día. Un abrazo :D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips