29/7/13

Biografía: Vincent Van Gohg, "el cuadro acude a mí como un sueño" (1ª Parte).



















Tenía muchas ganas de publicar la biografía de Vincent van Gogh, pero por unas cosas o por otras se ha ido retrasando. Y ya que fue un 29 de julio cuando nos abandonó este gran pintor, es obligado que rinda mi pequeño homenaje a este artista y no lo retrase más. 

Tengo que decir, no sé si a alguno le pasará igual, que hay muchos aspectos de su vida que siempre me han fascinado. 
Al ver sus cuadros, los trazos, el color, ese cielo estrellado, la intensa mirada en sus retratos, siempre pensé que la vocación de un artista así tenía que ser arrebatada, imparable, como abriéndose pasos a martillazos. 

Y sin embargo, en el caso de van Gogh no fue así. Además es como si en su vida todo hubiese estado abocado a la tragedia, al esfuerzo, al tesón, a la soledad, a la enfermedad. Recuerdo que al leer su biografía tenía una mezcla de impaciencia y de ternura por el personaje  que me engancharon, más aún conociendo cuál fue su fatal desenlace. Pero no quiero adelantaros nada más así que os invito a que os adentréis conmigo en la vida de este inclasificable y gran artista.


Primeros años.

Vincent van Gogh nace el 30 de marzo de 1853 en un pobre pueblo de Brabante. Hijo de un pastor y con seis hermanos, uno de ellos nació muerto exactamente un año antes de que naciese Vincent, y sus padres le pusieron el mismo nombre que al bebé fallecido como si hubiese de reponer su falta.


Fue un hombre de carácter difícil, taciturno, tenaz y voluntarioso hasta el extremo, algunos conocidos suyos lo describían también como inclinado a la insatisfacción. En su juventud no mostró una vocación clara hacia ninguna profesión, aunque durante toda su vida dibujó, desde muy pequeño tenía esa costumbre y los que pudieron obervar sus dibujos, dirían después que eran muy precisos para un niño de 8 años.

Theo y Vincent van Gogh
Su historia irá ligada durante toda su vida a la de su hermano Theo van Gogh, que fue su confidente, amigo, mentor y mecenas durante toda su trayectoria.

A los 20 años se trasladó a Londres para trabajar en una sucursal de la “Galería Goupil” de su tío, pero nunca fue entusiasta de ese trabajo, decía que no le interesaba en absoluto el comercio de arte porque lo consideraba un “robo convenido”, pero al menos le permitía estar en contacto con obras de arte y conocer a muchos pintores. Tras un desengaño amoroso y el rechazo de su amada Ursula es trasladado por su tío a París en 1875. Allí alquiló una habitación en Montmartre que decoró con grabados y siguió manteniendo su costumbre de dibujar como cuando era muy niño. Estancia que fue muy breve ya que en marzo de 1876 abandonó su trabajo en la galería regresando a su hogar. 


El arte comienza a abrirse paso.

Tiene 23 años y no parece encajar en ninguna profesión concreta, y lo que es peor sigue sin tener claro hacia dónde dirigir sus pasos. Acabará regresando a Londrés como profesor de francés en un pensionado de Ramsgate dirigido por el vicario Stokes. Y allí vivirá una etapa mística en la que peregrinará de iglesia en iglesia, incluso a las sinagogas y leerá con asiduidad "La Biblia". En ese momento decidirá ser predicador como su padre para lo que regresa nuevamente a su casa en 1877.

Es en esa época cuando se prepara durante más de un año para el concurso de teología aprendiendo griego y latín. Vincent quiere ayudar a los desfavorecidos, a la gente que sufre, su deseo de compasión por los demás es enorme pero los estudios se vuelven cada vez más incómodos. Y continua dibujando, sobre todo temas bíblicos. Lentamente pero de forma instintiva el arte que lleva dentro continua abriéndose paso, él mismo dirá... 
" Instintivamente, mientras escribo, voy haciendo de vez en cuando un pequeño dibujo...nada extraordinario, pero me viene de golpe, porque lo tengo muy claro en mi cabeza." Vincent van Gogh

Para reducir su tiempo de preparación, ingresa en la Escuela de Formación Flamenca para realizar un curso de tres meses de educación apostólica. Y en Bornae se inicia como evangelizador bajo la tutela de un pastor. Allí Vincent se despojará de todos sus bienes, ropas e incluso del dinero que recibe que entregará a los más necesitados del lugar, alojándose en una humilde pensión y privándose de cualquier mínimo lujo. Cuidaba a los enfermos, enseñaba a los niños, y los lugareños comenzaron a llamarle pastor. Daba todo lo que tenía y desarrollaba su labor con un celo y dedicación excesivas, como todo en él, un rasgo de su carácter que se acentuará cada vez más.

Sin embargo, va a chocar con algunos prejuicios y con gente que no podía entender a un seguidor de la fe como van Gogh que predicaba que Cristo era un obrero. Ese rechazo le llevó a refugiarse con su amigo el pastor Pietersen, recogió todos sus dibujos y se marchó a su casa.

Caracterizado también por una fuerza y compromiso férreos lo intentará de nuevo en el pueblo minero de Cuesmes, pero de nuevo acabará enfrentado a los pastores de la iglesia, por lo que finalmente decidirá abandonar e intentar ganarse la vida con sus dibujos. Son su único refugio y a ellos decide consagrase, al arte. Una vocación tardía que siempre estuvo ahí abriéndose paso, y que a sus 27 años, en 1880, es su razón de ser.

Así se instala en casa del minero Decrurq y comienza a estudiar dibujo, copia los dibujos de Millet e inicia una temática que se repetirá a lo largo de su vida, la vida en el campo, los trabajadores y sus paisajes. Aquí tenéis un ejemplo en estos cuadros, ¿encontráis parecido entre los dos?, el primero pertenece a van Gogh, pero el segundo a  Jean-François Millet. Pintor realista que inmortalizaba escenas de campesinos y granjeros. Un gran desconocido para nosotros, pero que en tiempos de van Gogh despertaba mucha admiración especialmente en Vincent que adoraba esa temática. Muchos de sus cuadros son copias de los motivos expuestos por Milet, eso sí, y esta es la opinión de una profana en la materia, la copia supera al original.




Su hermano, su amigo, su mecenas...

Su hermano Leo comienza a mandarle dinero con regularidad y pasa de ser el hermano pequeño guiado y aconsejado por Vincent, a transformarse en el valedor del pintor, Theo lo quiere y admira y se lo demostrará durante toda su vida.

Vicent prosigue con decisión su camino como pintor y espera del arte lo que no pudo encontrar en la religión, pero el camino no es fácil. Realmente en van Gogh nada es fácil, uno de sus biógrafos Pierre Leprohon, lo describe de la siguiente manera:
"Vincent van Gogh no es un pintor. Aunque haya mostrado mucho gusto por el arte...evidentes disposiciones para el dibujo, la verdad es que no tiene ninguna facilidad. Y nunca la tendrá. Su obra será resultado de un esfuerzo voluntarioso, tenaz, fatigoso, jamás recompensado..." Pierre Leprohon

Se alimenta con pan, patatas y castañas, visita a pintores en Bruselas recomendado por su hermano, ilustra periódicos y libros para subsistir, pero no es capaz de mantener ningún empleo y su hermano Theo continua siendo su única fuente de ingresos regular. Intenta volver a su casa para poder seguir pintando y reducir sus gastos pero enfrentamientos con su padre le harán abandonarla de nuevo. Mantenido por Theo, Vincent acoge a una prostituta embarazada y la utiliza como modelo, esta conducta escandaliza a todos pero a él no le importa incluso quiere adoptar a la niña de Christine como suya.

Alrededor de 1882 abandona el dibujo y en una evolución natural comienza a iniciarse en la pintura, que se revela ante él con una facilidad que no veía en el dibujo. La luz y el color asoman como nunca lo habían hecho, "tengo la pintura en la piel..." dirá. Pero el ritmo que se impone es tan frenético que en unas semanas se queda sin colores y debe volver a dibujar. Quiere más, quiere pintar al natural y aunque ha descubierto el color, el blanco y negro continuaran predominando. La miseria lo espolea y debe viajar a Drenthe ante lo que Christine lo abandona para volver a ejercer la prostitución. Así acaba lo más parecido a crear un hogar propio que conocerá el pintor, al que el amor le será negado como si la soledad fuese su único destino posible.



Vincent acabará regresando a su hogar para seguir pintando y visitará a Christine en la Haya para que vuelva con él, planteamiento al que su hermano se opone, lo que creará entre ellos una herida que tardará en cerrarse. Vincent no quiere sentirse en deuda con su hermano, ni tener que supeditarse a sus dictámenes, por lo que decide a partir de ese momento, enviarle sus obras en pago por el dinero que le asigna. Practica que mantendrá hasta su muerte entregándole practicamente la totalidad de su obra. 


La conquista del color se acerca.

Theo lo visita y le trae novedades, un libro sobre nuevos pintores y corrientes como el impresionismo. Esto evidencia que el viaje que van Gogh realiza como pintor y su camino hacia el color lo ha hecho sólo sin influencia alguna.

La muerte de su padre en 1885 vuelve a unir a los dos hermanos pero crea diferencias muy profundas con el resto de su familia. Cuanto más se desmorona todo a su alrededor más se afianza en él su propósito y la conquista del color se acerca más, 
"...El color expresa algo por sí mismo". Vincent van Gogh

Pero sus problemas aumentan y debe abandonar Nuenen y dirigirse  a Amberes para proseguir su camino, se inscribe en la Academia pero choca con los maestros para los que las formas y planteamientos de van Gogh son excesivos. Depresión, soledad, agotamiento y hambre lo llevan a abandonar esa ciudad, de la que partirá rumbo a París para encontrarse con su hermano.

Vincent está cerrando una etapa y abre otra que le llevará hacia "Los Girasoles", hacia esa "Habitación de Arles", pero también hacia la enfermedad y la locura. Si queréis acompañarle, tenéis una cita conmigo en la 2ª parte de la biografía: Ver 2ª Parte de la biografía de Vincent Van Gogh.
 “Siento en mi una fuerza, un fuego que no puedo apagar”, Vincent van Gogh.

8 comentarios:

  1. me quede con ganas de ver porque se cortaba la oreja, disculpe mi ignorancia pero muy bueno el blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la siguiente entrada del blog se completa la biografia de Van Gogh, Entra en el menu de arriba, en la pestaña de biografías y ahí tienes el enlace directo. Para no quitarte el misterio te diré que ni siquiera hoy en día se sabe con exactitud porque lo hizo, se conocen las circunstancias pero también hay mucho de suposición, Gracias por el comentario Diego :)

      Eliminar
  2. muy interesante, con mucho detalle, me entusiasmé, sigo con la segunda parte.gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Monica, para mi es una mis entradas favoritas, me encanta van Gogh y su vida es digna de ser contada, espero que guste hasta el final. Un abrazo :D

      Eliminar
  3. Me encanta leer sobre Vincent así que estoy leyendo y buscando la segunda parte. Lo encontré en Google+ y te agradezco que hays publicado este material.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final de la entrada gtienes el enlace la segunda, gracias a tí, un saludo :D

      Eliminar
  4. Qué vida más curiosa. Y difícil también. La gente tan especial, acaba mal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto y si continuas en la segunda parte aún te sobrecogerá más, un abrazo Ainhoa

      Eliminar

Quiero agradeceros que visitéis mi pequeño rincón. Vuestros comentarios me animan a seguir cada día. Un abrazo :D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips