26/7/13

El té de las cinco, ¿con agua fria?

Si tecleáis la palabra “Té” en Google, obtendréis aproximadamente 15.600.000 resultados, ¡impresionante! Hay webs sobre el té, tiendas especializadas, blogs dedicados exclusivamente al mismo y un sin fin de anécdotas, historias, frases, consejos, recetas y curiosidades acerca del té. No en vano dicen que es la segunda bebida más consumida en el mundo, únicamente superada por el agua. Hay muchas variedades, los clásicos como el té verde, negro y wolong, o algunas más atrevidas como los afrutados, de canela, chocolate, etc. Y todas ellas presentan propiedades relacionadas con la salud  o la prevención del envejecimiento. Pero sobre todo el té es una bebida con mucha, mucha historia.

"Los grandes amores comienzan con champán y terminan con una infusión"  Honoré de Balzac.


Sus orígenes no se han datado con exactitud, pero en la antigua China ya se hervía agua que se condimentaba con hojas de té. La leyenda cuenta que hacia el 2737 a.C., el Emperador Shen Nung solía hervir toda el agua que tomaba y mientras un día descansaba junto a un árbol, el viento quiso que delicadas hojas de té cayesen dentro del agua. Al notar Shen que el agua se tornaba de color, tomo un poco para probar el agua teñida y quedó maravillado con el sabor. Nunca sabremos si este emperador existió, pero sí lo hizo la referencia escrita de un cirujano que hacia el siglo III a.C., recomendaba una infusión que  preparaba como medicina a base de té. O la fuerte expansión que tuvo en la dinastía Tang, en la que apareció el primer tratado acerca del té de Lu Yu (733-804), el conocido como "Cha Chang". Luego, más tarde en la dinastía Ming aparecerían el té negro y el té aromatizado con flores, mediante un proceso de fermentación de las hojas.

A Europa llegó mucho más tarde, en el libro titulado "Navigatione et viaggi" de 1559, ya lo cita Giambattista Ramusio. Los portugueses comenzaron a introducirlo desde Macao y los holandeses a importarlo desde Japón en el 1610. Una conocida anécdota es la del primer té que llegó a Rusia, y que precisamente fue un regalo hecho al zar por unos comerciantes chinos. 

En Gran Bretaña en 1658 ya se registra un anuncio de un comerciante de Londres llamado Thomas Garraway en el que anuncia una bebida china llamada Tcha por los chinos, Tay por otras naciones, o más conocida como Té. Pero fue la princesa portuguesa Catalina de Braganza, amante del té quien lo introdujo en la corte al casarse con el rey Carlos II en 1662.
"Los ingleses tienen sólo tres cosas buenas: el té, que viene de la India, y Oscar Wilde y yo que somos irlandeses" George Bernard Shaw.

Su consumo en el Viejo Continente creció entre 1720 y 1730. Y en 1791, el té, ya era la bebida más popular en Gran Bretaña. Sin embargo, tendremos que esperar para el famoso “té de las cinco” porque hasta finales del XVIII, principios del XIX realmente se consumía a cualquier hora. La invención del "afternoon tea", se atribuye a la duquesa Ana Russell de Bedford que invitaba a sus amistades a tomar una taza de té y un ligero tentempié, a media tarde. Y la hora no está elegida al azar, ya que, era entonces cuando finalizaba la siesta de gran parte de la nobleza, y las labores caseras. Un momento de pausa tras la jornada ideal para invitar a alguien a compartir una deliciosa bebida unos instantes.
 
En cuanto a cómo prepararlo, aunque  la mejor manera de elaborar un té sea siempre hacerlo con paciencia y cariño, si podemos seguir algunos consejos en su preparación. Por ejemplo, que el agua sea ligera, desmineralizada, y para algunos expertos siempre de manantial. Tener la paciencia de saber que cada variedad de té requiere su tiempo. Y en cuanto a la temperatura que no llegue a hervir, entre los 80 y 90 grados. 

Ahora, con la llegada del verano, el cuerpo nos pide bebidas refrescantes, y el té frio nos proporciona eso exactamente, una bebida refrescante, natural y sin calorías. Puedes hacerlo prácticamente con todos los tipos de té,  incluso con infusiones de frutas. Así que no lo dudes el té frío es una buena opción para calmar tu sed, lo puedes hacer realizando la infusión de la manera habitual y dejándolo enfriar, como una infusión concentrada o por maceración.

Sin embargo, esto a partir de ahora ya no será así...


¡Hasta aquí la tradición, y a partir de este punto la innovación!, que viene de la mano de Pompadur. El fabricante nº 1 de España, que en sus casi 50 años de presencia en el mercado, ha sido una empresa pionera en la producción de infusiones. A ellos les debemos la bolsita de doble cámara, las primeras máquinas TEEKANNE de envasado suave, o la eliminación en sus envasados de aditivos.

Pues bien este verano se han propuesto refrescarnos y nos invitan a hacerlo de una forma totalmente distinta. Olvidaros de las teteras y de calentar el agua porque las nuevas bolsitas de té infusionan en agua fría. Y claro, yo eso tenía que comprobarlo, así que reuní a unos conocidos en casa, bebedores convencidos de té y no bebedores de esta antigua infusión.  

"Si tienes frío, el té te calentará. Si tienes calor, el té te refrescará. Si estás deprimido, te animará. Si excitado, te calmará" William Gladstone


La prueba la realizamos con tres variedades diferentes, "té verde con hierbabuena", "manzana con hibisco" y "té con limón". La preparación muy sencilla, vertimos el agua fría en la taza de cristal y metimos la bolsita de infusión en la misma, esperamos cinco minutos y "voilá" ya tenemos preparado un delicioso refresco. Y ahora los comentarios de los catadores amateurs:

"Muy refrescante",  "no necesitan azúcar", "los puedes preparar a tu gusto", "olor intenso", "té con limón perfecto para el desayuno", "té verde con hierbabuena, ideal para después de comer", "manzana con hibisco, para la merienda", "nuevos usos, nuevos horarios", "adiós a la pereza de tener que calentar el agua", "muy agradable", "una forma diferente de beber agua".... Y tengo que deciros que un valiente incluso quiso probarlo con gaseosa, ¡para gustos los colores!.

¡Si os gusta el té no dejéis de probarlos!.

----------------------------------------

Y para finalizar algunas de las mejores frases acerca del té:

- Se bebe té para olvidar el ruido del mundo, T’ien Yiheng
- Hay una gran cantidad de poesía y buenos sentimientos en una cajita de té, Ralph Waldo

- Cada taza de té representa un viaje imaginario, Catherine Douzel.
- No existe problema tan grave o tan grande que no se reduzca con una buena taza de té, Bernard-Paul Heroux

- El amor y los escándalos son los mejores edulcorantes para el té, Henry Fieldin. - Un hombre sin té en él es incapaz de comprender la verdad y la belleza,  Okakura Kakuzō académico japonés.

- El té carece de la arrogancia del vino, del individualismo consciente del café, de la inocencia sonriente del cacao, Okakura Kakuzō.

6 comentarios:

  1. El amor es un misterio, como la vida misma, que de la misma manera que llega, se va, para volver otra vez. ¿Puede alguien no sentir amor?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Forma parte de la naturaleza del hombre, un saludo Toni.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo y para algunos incluso la pimienta, :)

      Eliminar
  3. me gusto aquello del individualismo consciente del cafe!
    pero nadamás en ese rato de la mañana donde necesito clarificar la idea mas loca!

    ResponderEliminar

Quiero agradeceros que visitéis mi pequeño rincón. Vuestros comentarios me animan a seguir cada día. Un abrazo :D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips