15/7/13

¡Klimt, el pintor que amaba a las mujeres! (segunda parte): Sus musas.

Las mujeres que posaron e inspiraron a Gustav Klimt fueron en su mayoría miembros de la alta sociedad vienesa de principios del siglo XX. Pero para el pintor no había distinción alguna a la hora de retratar el cuerpo femenino, ya que también posaron para el prostitutas y trabajadoras de clase baja. Vamos a comenzar un breve recorrido por las que fueron las mujeres de la vida de Gustav Klimt...

Alma Marie Schindler.


Más conocida como Alma Mahler al casarse con el compositor Gustav Mahler del que tomo su apellido. Alma era un mujer idolatrada en su época, una artista y virtuosa del piano que abandonó por petición del que fuese su primer marido, Mahler, para consagrarse a su cuidado. 

Su relación con Klimt fue totalmente platónica, y es que muchos caballeros de su época, como Klimt, Mahler, Kokoschka, o Hauptmann cayeron rendidos ante esta gran mujer anulada, aunque no destruida en su matrimonio. 



"Tú me restituyes la vida", decía de ella Kokoschka.


Emilie Flöge.

La eterna amiga y confidente del pintor, lo conoció siendo apenas una joven de 12 años, como su profesor de pintura veinte años mayor que ella. Ella fue la inspiración de Klimt y él la trasmitió su pasión por el arte y por la vida. Son innumerables los veranos que Klimt pasó junto a las hermanas Flöge en el lago Atter.

Emilie Flöge era hija del maestro ebanista y fabricante de pipas Hermann Flöge. Abrió una escuela de costura con su hermana Pauline y se convirtió en una diseñadora de éxito de la alta costura vienesa. Pese a llegar a tener hasta ochenta costureras, en 1938, tuvo que cerrar su salón. Continuó trabajando en su casa, y  finalizando la Segunda Guerra Mundial, el fuego destruyó gran parte de los bienes que Emilie guardaba de Klimt (ya que heredó la mitad de los bienes del pintor). Klimt pintó a Emile hasta en cuatro ocasiones a partir de 1891, algunos sugieren que “El beso” los representa a ellos dos, Emilie y Gustav.
Fue la compañera de un hombre ajeno a los convencionalismo que nunca se quiso casar y que tuvo continuos romances con las mujeres que retrataba, muchas de ellas, damas de la alta sociedad. En su lecho de muerte por la única persona que preguntó fue por Emilie.


Mizzi Zimmermann.

Entre 1899 y 1903, Gustav Klimt tuvo al menos dos hijos con  Mizzi Zimmermann.
Digo al menos dos, porque aunque algunos historiadores le atribuyen tres, otros dicen que el tercero de los hijos reconocidos por Klimt fue el que tuvo con  Maria Ucicka, una lavandera de Praga que posó para él.
Mizzi, amante y modelo, tuvo dos hijos con el artista a los que llamó Gustav y Otto, y fue en el embarazado del segundo de ellos cuando Klimt la inmortalizó en el cuadro Hope I (1903), embarazada, rompiendo un nuevo tabú en esa época.
Nadie se había atrevido a mostrar el embarazo como lo hizo Klimt, de esa forma tan rotunda.
Con poco más de un año Otto moriría, lo que afectó mucho a Klimt que transformo el cuadro añadiendo detrás de la figura de Mizzi, alegorías de la enfermedad y la muerte que esperaban al niño.
klimtA Klimt se le atribuyen muchos más hijos, hasta más de veinte, aunque sólo reconoció a tres de ellos, y documentados hay 14.
Tras la muerte del pintor se interpusieron muchas demandas de pensiones alimenticias por mujeres que decían haber tenido hijos con él, pero no prosperaron.
De todas formas la herencia que dejó el pintor fue escasa, gano mucho dinero en vida pero lo gasto casi todo, dejándoles bien poco a sus hermanas. No sabemos si sus hijos corrieron también esa suerte, ya que la mitad de los bienes fueron para Emilie Flögue.

Cuenta que trás la muerte del pintor gran parte de la obra inacabada de Klimt fue incautada por los nazis y destruida posteriormente por el incendio provocado en el castillo que la albergaba, ante la pérdida inevitable de la guerra. Por segunda vez el fuego nos privaba de buena parte de la obra de Klimt.

Adele Bloch-Bauer.
El retrato que hizo Klimt de Adele Bloch es el primero en el que utilizó pan de oro y es una verdadera maravilla. Como anécdota decir que es la sexta obra más cara de la historia por la que se pagaron más de 100 millones de dólares.

Dicen que Adele no quedó convencida del todo y encargo un segundo retrato. Fue de las pocas mujeres que Klimt pintó en varias ocasiones, ya que el famoso cuadro "Judith I", también tuvo a Adele como modelo con tan sólo 22 años. Hija de una rica familia de banqueros fue su amante, su musa y su mecenas.

Se casó con un industrial judío que la idolatraba, 16 años mayor que ella. Y fue una mujer influyente y muy especial; su casa de Viena, era punto de encuentro de artistas que Adele protegía. Una gran amante del arte que quiso como testamento que sus cuadros pasasen a la Galería de Arte de Austria, pero su marido incumplió sus deseos. El retrato de Adele fue secuestrado por los nazis, pero tras la Segunda Guerra Mundial, se recuperó y trasladó al Ósterreichische Museum de Viena. Pero descendientes de Adele lo reclamaron y la Corte Suprema de los Estados Unidos les dio la razón. Tras recuperar el cuadro, éste fue vendido a Ronald Lauder.

klimt

La relación secreta que mantuvo con Klimt, según rumores, duró más de diez años, y reflejó la verdadera admiración de Adele sentía por el artista y por su obra. 
"No existe ningún autorretrato mío. No me interesa mi propia personalidad como objeto de un cuadro, sino más bien me interesan otras personas, en especial mujeres, otras apariencias...estoy convencido de que como persona no soy especialmente interesante", Gustav Klimt.

Como persona no le conoceremos y tampoco me atrevería a juzgarle, pero para mí, como pintor, es uno de los más grandes.

"Mujer después de los 40", ¡hasta mañana!

6 comentarios:

  1. Querida Cristina. fascinante su obra y fascinante su vida. Un hombre sin duda singular y sus mujeres maravillosas. Me atrapó. Gracias

    ResponderEliminar
  2. Yo todo lo que tenga que ver con este pintor me llama la atención y conocer un poco la historia de las mujeres que aparecen en sus cuadros me pareció una bonita manera de rendirles homenaje

    ResponderEliminar
  3. Peculiar, original y fascinante. Enhorabuena

    ResponderEliminar
  4. Su obra me encanta,amor,pasión,color,sus cuadros son como un estallido de luz,como la magia de un gran fuego artificial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí parece que te gusta... pues ya somos dos, un abrazo :D

      Eliminar

Quiero agradeceros que visitéis mi pequeño rincón. Vuestros comentarios me animan a seguir cada día. Un abrazo :D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips