3/7/13

Efemérides: El 3 de julio de 1946 el "Bikini" se presenta en sociedad.

Seguro que os ha pasado alguna vez..., miráis fotos antiguas y os preguntáis, ¿cómo eramos capaz de llevar esas pintas?. Pues algo así parecido ocurre con el protagonista de este post, o para ser más exactos, más bien con lo que vino a sustituir con su aparición. Hablamos del bikini que  un 3 de julio de hace 67 años se presentaba en sociedad. Aunque su origen, se data en el año 1600 A.C., partiendo de los mosaicos decorados con imágenes de mujeres con ropa de baño de dos piezas, hallados en una antigua villa siciliana.

Pero habrá que esperar a que Louis Réard presentase en 1946 por primera vez un traje de baño de dos piezas para que podamos hablar de esta prenda tal y como la conocemos hoy en día. Lo llamó “Bikini” en referencia a uno de los atolones de las “Islas Marshall”, conocidas por los ensayos con bombas atómicas realizados allí días antes de la presentación de esta creación. Réard era ingeniero mecánico pero tuvo que hacerse cargo del negocio familiar para lo que creó el bikini.

Sus inicios no fueron fáciles ya que la reacción social fue muy negativa. En muchas playas fue prohibido bajo amenaza de arresto, hasta la famosísima sirena Esther Williams fue censurada por utilizarlo, y en “Miss Mundo 1951” era prohibido. Eran tiempos de escándalos y censura y Réard tuvo que recurrir a una bailarina de 'striptease' para que posase con él. Cuenta la leyenda que nada más ponérselo dijo que sería…
"más explosivo que la bomba de Bikini".
Para explicar el porqué tendríamos que remontarnos a la propia historia del “traje de baño”, o de la misma costumbre de bañase en las playas o tomar el sol en las mismas.


Si queremos llegar a los primeros registros acerca del bikini tendríamos que viajar hasta Grecia. En ese caso el uso era más deportivo, para nadar o practicar otros deportes. Uso que también continuará en la Antigua Roma.
La caída del Imperio Romano traería consigo el abandono del baño salvo para uso higiénico. Y tendremos que adentrarnos ya en el siglo XVII para encontrar los primeros balnearios.
Un siglo después, en el XVIII, Jorge III favoreció la costumbre de bañarse, al frecuentar la playa en Inglaterra, aunque fuese por facultación médica. Pero a él, siguieron muchos más como la célebre Duquesa de Berry, nuera de Carlos X.


De lleno en el XIX, hay que decir que el baño era una empresa complicada, ya que las mujeres debían sumergirse envueltas en capas de tela  e incluso nadar con “corset”; eso sin contar con que hombres y mujeres debían estar en zonas separadas. ¿Os imagináis meterse en el agua con trajes que pesaban kilos?, el primer traje de baño definido como tal (1880) tenía seis piezas incluyendo claro está el gorro. Yo creo que más que bañarse se mojarían los pies en la orilla porque maniobrar con semejantes armaduras era imposible.

A principios del siglo XX, los trajes de baño dejan de parecerse a la ropa de diario, y en 1908 se produce un acontecimiento que impulsará definitivamente el uso del bañador. La nadadora australiana Annette Kelleman apareció con un traje de baño de una pieza más pegado al cuerpo que dejaba al descubierto sus brazos, cuello y piernas para cruzar nadando el río Hudson. Como podéis imaginar estuvo a punto de ser detenida, pero el desembarco del bañador ya fue imparable.
Además en 1910 nació la mítica fábrica Jantzen, que confeccionaba sus bañadores ya con materiales elásticos y con la ventaja de no absorber una gran cantidad de agua. Un traje de baño para uso deportivo.
Pero la censura continuaba y en los años 20 los trajes de baño en su mayoría eran vestidos con faldas. En muchas playas podía verse a la policía midiendo el largo del bañador que en los lugares públicos no debía ser más corto de 15 cm por encima de la rodilla.

Los 40s, el fenómeno “pin-up” de los 50s y la liberación de los 60s popularizó de forma definitiva el uso del bañador. Así estrellas de cine como Marilyn Monroe o Rita Hayworth los lucieron y las playas se convirtieron en pasarelas de moda.



Pero para el bikini faltaban dos apariciones estelares, la de Brigitte Bardot, en "Y Dios creó a la mujer" dónde popularizó esta prenda en 1956. Y en 1962, la salida del agua de Ursula Andress en el “Dr. No” con un bikini blanco que es uno de los grandes hitos del cine del siglo XX.




En países como España, el bikini llegó enseguida pero de la mano del turismo. De hecho en Benidorm en 1953 una turista inglesa fue multada con 40.000 pesetas por estar sentada en un bar en bikini. Ante el revuelo, el alcalde Pedro Zaragoza hizo lo impensable para esa época que fue promulgar un decreto autorizando su uso. Por lo que Benidorm se convirtió en la primera ciudad española en autorizar el bikini; muchos vecinos indignados denunciaron al alcalde ante el arzobispado de Valencia.

La mujer española tuvo que esperar aún un poco para respirar ese aire de libertad que trajo Ursula Andress con ese baño en la playa; una llamada a la rebelión para millones de mujeres. Porque a partir de entonces la popularidad del bikini fue arrolladora desbancando al más pudoroso bañador. Y hubo más también apareció el monokini que dejaba el pecho al descubierto y que hizo levantarse en armas hasta al mismísimo vaticano o el trikini que está a medias entre un bañador y un bikini.
Vamos que para gustos los colores, y quien no se contenta es porque no quiere. 

8 comentarios:

  1. Genial, interesante y curiosa la evolucion de una prenda tan cotidiana hoy en dìa. Demuestra la evolucion y cambios culturales donde lo que en un principio sorprende y acaba siendo habitual. Besos

    ResponderEliminar
  2. Eso mismo pienso yo, una batalla que nosotras como mujeres no hemos tenido que pelear pero que costo tiempo y valentía de muchas mujeres para poder ganarla.

    ResponderEliminar
  3. Buenísimo post y además muy bien ilustrado :-)

    ResponderEliminar
  4. Considerando que la revista Vogue menciona, por vez primera, el sujetador en 1907, se podría considerar la evolución del bikini como arrolladora. La decisiva influencia de la revolución sexual indudablemente fue determinante...aún sigue vigente hoy. Gracias por la información. Nos leemos. Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Una batalla que ganaron otras mujeres por nosotras, ahora nos toca lidiar con otras y este será nuestro legado para las mujeres de las próximas generaciones.

    ResponderEliminar
  6. cuanto ha evolucionado el bikini y los trajes de baño. A mi me siguen enamorando los de los años 50 y 60. Eran extremadamente femeninos.

    ResponderEliminar

Quiero agradeceros que visitéis mi pequeño rincón. Vuestros comentarios me animan a seguir cada día. Un abrazo :D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips