25/6/13

Hoy escribe una indignada...., ¿cual es el precio?.



“Indignación”:  

Sentimiento de intenso enfado que provoca un acto que se considera injusto, ofensivo o perjudicial. Enojo, ira, enfado vehemente contra una persona o contra sus actos. 

Hoy en "Mi mundo...": Ayer mismo salió la noticia del rescate por los bomberos en Alicante de un recién nacido atrapado en el respiradero de un inmueble. Una vecina telefoneó al 112 pensando que era un gato que gemía atrapado en el patio de luces del edificio. La sorpresa fue enorme cuando se dieron cuenta de que dentro de la bolsa medio rota de basura lo que había era un bebe con apenas unas horas de vida. Estos héroes anónimos se jugaron la vida accediendo al lugar dónde se encontraban el bebe y consiguieron salvarlo. ¿Cómo se os ha quedado el cuerpo con la noticia?, yo cada vez que leo cosas como estas me revuelvo por dentro, me indigno.

No es mi intención juzgar a nadie, es más, una de mis máximas es "vive y deja vivir". No me gusta la gente que exige explicaciones o que va censurando la vida de los demás, más cuando estas personas no suelen aplicarse esas mismas exigencias a sí mismos. Pero es que hay cosas, que desde cualquiera de los ángulos por los que se miren, son inadmisibles. 
Vivimos en un mundo excesivamente cruel y en el que muchas personas sufren injusticias y atrocidades y,... ¡yo hoy me siento totalmente indignada!.

No creo en la bondad del hombre por naturaleza, sino en la naturaleza bondadosa de muchos hombres y mujeres que hacen de este mundo cada día un sitio mejor. Pero tengo claro que no todo el mundo es así, el "hombre es lobo del hombre" es una máxima de vida para muchas personas. Verdaderos depredadores que se aferran como garrapatas a inocentes, una especie de homínido que debería estar extinta y que sin embargo tiene una capacidad de supervivencia extrema.
  
Hablamos de personas con falta de empatía por los demás, sin sentimientos  y cuyo precio es la avaricia y el egoísmo que los devora  por dentro. Son individuos con una flaqueza y fragilidad de espíritu notable y con un complejo de inferioridad muy grande porque necesitan reafirmarse en los demás y en el ejercicio del poder, y en muchos casos, de la violencia sobre otros (mujeres, niños, en muchos casos). Pero no nos engañemos eso no es sino muestra de debilidad, fue Wiliam Blake quien en sus "Proverbios del Infierno" dijo...
"Quien ha soportado que abuses de él, te conoce" Wiliam Blake.
  
Son las victimas de estos depredadores, las que conocen ese lado oscuro de su alma y su debilidad extrema por mucho que quieran disfrazarlo de otra cosa.

En la fábula de Esopo de la hormiga (que conste que no tengo nada en contra de ese animal) se retrata muy bien lo que nos ocupa hoy...:

La hormiga.
Dice una leyenda que la hormiga actual era en otros tiempos un hombre que, consagrado a los trabajos de la agricultura, no se contentaba con el producto de su propio esfuerzo, sino que miraba con envidia el producto ajeno, intimidaba y robaba los frutos a sus vecinos.

Indignado Zeus por la avaricia de este hombre, le transformó en hormiga.
Pero aunque cambió de forma, no le cambió el carácter, pues aún hoy día recorre los campos, recoge el trigo y la cebada ajenas y los guarda para su uso.

Aunque a los malvados se les castigue severamente, difícilmente cambian su naturaleza desviada.  

8 comentarios:

  1. buen post

    http://nuestromundo2050.blogspot.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mañana a primera os hago una visita, ahora no tengo tiempo. Un saludo.

      Eliminar
  2. Hay muchos motivos para estar indignado y somos muchos los que lo estamos. La pregunta es ¿podemos hacer algo? Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Es cierto, motivos hay muchos pero creo que siempre se puede hacer algo. ¡A lo mejor soy una idealista!. Acabo de escuchar por la radio que han detenido a la madre del bebé y ha sido acusada de intento de asesinato.Muy buennnnnnnn día.

    ResponderEliminar
  4. La indignación es desatención de la realidad. Si planificamos una excursión para mañana, y ponemos toda la energía en ello, la preparamos, etc., pero mañana está todo embarrado por la lluvia persistente y no la podemos hacer, ¿por qué nos hemos de indignar?
    Pero, si estoy atento a todo lo que sucede, a la realidad me gusto o no, esa indignación no va a arelar. Si no que veré ese cambio de las circunstancias como algo consustancial a la vida. Y la misma situación sucede con las personas. ¿Por qué es que vivimos con un plan preestablecido, sabiendo que la vida es la inseguridad total, absoluta?

    ResponderEliminar
  5. En este caso no es indignación por un cambio de planes o por la búsqueda de certeza o seguridad. Es indignación ante un acto, un hecho, una forma de proceder y presisamente me sucede por atender a la realidad y no hacer oídos sordos. Jamás me indignaría con la lluvia...., hay que saber adaptarse y aceptar los cambios pero hay cosas ante las que quiero hablar muy alto y mostrar mi indignación.

    ResponderEliminar
  6. Mi querida Cristina tienes un premio doble para recoger por mi blog. Un fuerte abrazo y felicidades

    ResponderEliminar

Quiero agradeceros que visitéis mi pequeño rincón. Vuestros comentarios me animan a seguir cada día. Un abrazo :D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips