13/5/13

Cocinando con... Leonardo da Vinci.


A quien le guste la cocina y curiosear un poco por la historia, le gustará el post de hoy. Y es que nos vamos a cocinar ni más ni menos que con el mismísimo, Leonardo da Vinci. Pintor, inventor, anatomista, arquitecto, botánico, científico, escritor, escultor, filósofo, ingeniero, músico, poeta y urbanista
No creo que en la historia haya habido nadie como él, sin duda uno de los creadores más grandes de la humanidad. Pero lo que le trae hoy aquí es su pasión por la cocina.
Su afición por la misma arranca durante su estancia como aprendiz en el taller de Verrocchio, en sus salidas nocturnas con su gran amigo Sandro Boticelli por las tabernas florentinas. Allí, incluso llegó a regentar con su amigo una taberna a la que llamaron “La Enseña de las Tres Ranas”, que no obtuvo mucho éxito. Los menús basados en flores de zanahorias envueltas en una anchoa, o las ancas de rana sobre un bouquet de puerros hervidos no gustaron a los clientes de la época acostumbrados a platos más grasientos y mucho más consistentes como la polenta con estofado. Otra vez Leonardo se adelantó a su época, porque la “nouvelle cuisine” no tenía tirón en su tiempo.
En la corte de los Medici organizó fiestas y convirtió la cocina en un arte de refinamiento y sutileza. Y fue en esa época cuando decidió añadir un cuarto diente al tenedor para hacerlo más  práctico. O convertir un mantel en prácticas servilletas para evitar que los nobles acabasen llenos de manchas y grasa. Ya que, Leonardo no estaba de acuerdo con las prácticas de su señor de atar a la mesa varios conejos muertos para los comensales pudieran limpiarse las manos sobre su lomo. O la de limpiar los cubiertos en los ropajes del los comensales cercanos a él en la mesa.

Más tarde cuando viajó a Milán y se puso a las órdenes de Ludovico Sforza dio rienda suelta a su creatividad en la cocina. Muchos de sus inventos y recetas de esa época están recogidos en el famoso “Codex Romanoff”,… el sacacorchos, un pela-patatas mecánico, una cortadora de fiambre, la barbacoa, su asador automático, un calentador de agua alimentado con carbón, una máquina picadora de vacas (en cuya puesta a punto murieron varios sirvientes). O maravillosas recetas como los famosos los espaguetis, o el caldo en cubitos con unas pastillas de buey que decidió crear para no tener que 
“…matar un buey cada vez que uno quería hacer un caldo o una sopa de verduras”, Leonardo da Vinci

Hoy os dejo aquí, la receta que Abel González recoge en su maravilloso libro “Elogio de la Berenjena”, dónde nos enseña de cerca la cocina de personajes famosos. No os preocupéis que hablaremos de alguna otra de estas ilustres figuras recogidas en este libro tan especial.


 
La sopa de castañas de Leonardo da Vinci.

Hervir unos minutos las castañas a las que previamente  les hacía un corte, en la parte superior, en forma de cruz.
Después las lavaba en agua fría, las pelaba y las partía por la mitad.
Las cocinaba en caldo de gallina y cuando estaban tiernas, las trituraba hasta hacerlas puré para poderlas pasar a través de un cedazo o tamiz.
A la crema resultante le añadía caldo de gallina muy caliente, hojas de mentas, pimienta y la servía sobre trocitos de nabo fritos.

¿Os atrevéis a hacerla?.

6 comentarios:

  1. Ya para el invierno próximo, que ahora solo venden pilongas.

    ResponderEliminar
  2. Eso es verdad, habrá que aplazar el experimento.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por enseñarme algo que no sabia del genio más admirado por mi!!! Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me sorprendió su amor por la cocina y la variedad de inventos y avances que hizo en ese campo, siempre se habla de él desde otros puntos de vista y me encantó verlo de forma diferente. Un saludo Angela

      Eliminar
  4. Curiosa esta perspectiva de Leonardo. Damos por sentado que las cosas sencillas (como usar servilletas) es algo de lo más normal y mira por donde la historia nos demuestra que todo tiene una evolución. Casi que la receta ha sido lo de menos jeje, saludos!!

    ResponderEliminar

Quiero agradeceros que visitéis mi pequeño rincón. Vuestros comentarios me animan a seguir cada día. Un abrazo :D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips