7/5/13

¡Sonría, por favor!



¡Sonría, por favor!. Así comenzaba el manual de televenta que me dieron en una empresa de seguros en la que trabajé unos meses. Ya iréis viendo, pero variedad de trabajos y de aficiones he tenido y tengo. Por tener, hasta el carnet de árbitro de futbol sala me saque..., pero esa es otra historia que ya contaremos. 

Ahora me tenéis, muchos años atrás, sentada frente a un teléfono con mi manual de teleoperadora delante y sonriendo antes de empezar a marcar… ¿Ridículo?, ¿necesario?, si por teléfono no me ven. Pues tengo que deciros, que lo que por aquel entonces me pareció una tontería, hoy os digo que es uno de los mejores consejos que me han dado.

La sonrisa es uno de los elementos más potentes de nuestra comunicación, forma parte de una serie de señales que acompañan al mensaje que queremos comunicar. Estas señales tienen que ver con nuestros gestos, nuestra voz, nuestros movimientos, e incluso con nuestros silencios. Esta "comunicación no verbal" expresa mucho más de lo que quisiésemos y puede llegar a representar aproximadamente el 85% del contenido del mensaje que queremos trasmitir.
¡Ojo y atención!, porque… podemos estar reforzando lo que decimos, podemos estar confirmándolo, pero también podemos estar contradiciéndolo.

Una sonrisa sincera es un acto de cortesía, predispone de forma positiva hacia ti a la persona que la está recibiendo, reconforta y, sobre todo, refleja sentimientos muy positivos. Y si no haced la prueba, intentad recriminar a alguien sonriendo a la vez, es bastante complicado.

Es un gesto cargado de positividad pero también puede llegar a provocar una comunicación imprecisa y terriblemente confusa. Por ejemplo, la “sonrisa nerviosa” o la “sonrisa profesional” que acaba convirtiendo un gesto tan autentico como es la sonrisa en una verdadera mueca. Cuando estéis ante alguien que utiliza este tipo de “sonrisa profesional”, os daréis cuenta enseguida, porque advertiréis la falta de conexión entre lo que dicen sus ojos y la sonrisa que luce esa persona. Sí, ¡los ojos también sonríen!, de ahí en parte esas dichosas marcas de expresión.

Así que ya sabéis, es un gesto que trasmite una actitud positiva, incluso por teléfono, es totalmente gratuito y reconforta… y mucho al que lo recibe. ¡No escatiméis y a sonreír!. Yo os aseguro que lo hecho mientras escribía el post.

¡Hasta mañana!

8 comentarios:

  1. La cara es el espejo del alma.........., para lo bueno y para lo malo!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Y a algunos se nos nota más que a otros, yo soy incapaz de esconder lo que siento como si fuese un libro abierto. Por eso hoy prefiero sonreir.

    ResponderEliminar
  3. A mi me pasa lo mismo, y para nada lo veo algo negativo (como algunos me hacen ver), siempre la verdad por delante ...........

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la sinceridad nos expone más ante los demás pero también nos pone en paz con nosotros mismos. Y manteniendo siempre el respeto por los demás yo no veo mejor bandera ante la vida.

      Eliminar
  4. La sonrisa es gratuita, no te van a cobrar nada por reir, y uno se siente mejor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, para algo realmente efectivo y positivo que tenemos y que además es totalmente gratuito... y que poco lo utilizamos.

      Eliminar

Quiero agradeceros que visitéis mi pequeño rincón. Vuestros comentarios me animan a seguir cada día. Un abrazo :D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips